Una veintena de colegios aragoneses trabajarán la salud cardiovascular desde la infancia

Los departamentos de Sanidad y Educación del Gobierno de Aragón, junto al Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, se han propuesto trabajar la prevención de la salud cardiovascular en las aulas de veinte colegios aragoneses
colegio
photo_camera Sanidad y Educación quieren transmitir hábitos saludables en los centros educativos

Las enfermedades cardiovasculares provocadas por la obesidad, sobrepeso, sedentarismo o tabaquismo son la primera causa de muerte de adultos en Europa. Es por ello, que los departamentos de Sanidad y Educación del Gobierno de Aragón, junto al Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, se han propuesto trabajar la prevención de la salud cardiovascular en las aulas de veinte colegios aragoneses, ya que, según la directora general de Salud Pública, Nuria Gayán “la etapa idónea para aprendizaje y modificación de esas conductas es la infancia y la adolescencia”.

En cifras de la Encuesta Nacional de Sanidad de 2017 del INE, en Aragón hay un 2,5% de niños entre 2 y 17 años con obesidad infantil, mientras que la tasa de sobrepeso alcanza el 18,17%. En comparativa a la media nacional de obesidad (10,3%), Aragón sigue por debajo, pero “sigue siendo un dato muy preocupante” para Gayán: “Una persona que tiene obesidad entre los 10 y 15 años de edad va a seguir teniendo obesidad cuando tenga 25, y va a llegar a la edad adulta con ese problema de obesidad. Hay una tendencia ascendente en los adultos, pero también nos preocupa muchísimo en las edades infantiles”.

Por este motivo, una veintena de centros educativos aragoneses de Zaragoza, Huesca y Teruel pertenecientes a la Red de Escuelas Promotoras de la Salud se ha adherido al proyecto colaborativo Jacardi, un plan que incluye 142 proyectos piloto que se desarrollarán en 18 países de la Unión Europea. El programa de Aragón está dotado con 194.320 euros y abarcará a más de 2.000 alumnos de colegios públicos, concertados, urbanos, rurales y especializados.

“Desde el Departamento de Educación, vamos a incidir en la formación a alumnos y familias para concienciar sobre la necesidad de fomentar hábitos saludables. Hay que evitar el excesivo sedentarismo de nuestro alumnado, sobre todo en la adolescencia”, ha argumentado la directora general de Política Educativa, Ordenación Académica y Educación Permanente del Ejecutivo, Ana Moracho.

Ya se está trabajando en el proyecto, pues ya se ha contactado con los centros, se han diseñado los recursos precisos, actividades y establecido la formación del profesorado. Antes de iniciar las actividades directas con el alumno, el próximo curso, se realizarán una serie de encuestas para conocer los hábitos de vida de ellos y sus familias. A continuación, se desarrollarán las intervenciones y transcurrido el curso se vuelven a realizar los estudios y encuestas para evaluar los resultados obtenidos.

Por su parte, la directora del Área de Producción del Conocimiento e Innovación del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, Zoraida Soriano, ha destacado que este proyecto no solo trata de implementar buenas prácticas en los colegios, sino que implica a toda la comunidad que rodea a los niños, no solo la escuela.