El TSJA ordena que la escuela de Caneto siga abierta

El Departamento alegó que “no existía ninguna escuela” en esta localidad, con una lista de defectos en las instalaciones, pero los padres recurrieron la decisión a la justicia, que, finalmente, les ha dado la razón
caneto
photo_camera El TSJA destaca los esfuerzos realizados por los padres y madres para mantener abierta la escuela

La escuela de Caneto seguirá abierta después de que el TSJA haya ordenado el mantenimiento de su actividad. La justicia ya decretó de forma cautelar el pasado 19 de enero la reapertura del centro, atendiendo a la demanda que habían presentado las familias, contrarias al cierre que decidió el Departamento de Educación por supuestas irregularidades. Como consecuencia, el Ejecutivo envió a los niños al CEIP La Fueva, de Tierrantona, a donde tenían que llegar a través de una peligrosa carretera de montaña, aunque ninguno de ellos asistió a las clases durante los dos meses que permaneció cerrada la escuela.

En el auto, el TSJA destaca los esfuerzos realizados por los padres y madres para mantener abierta la escuela, lo que “evidentemente ha de valorarse” a la hora de determinar la apertura del centro, y reclama al Departamento de Educación que lleve a cabo los trabajos necesarios. “Hay defectos que precisan de una inversión que excede de lo que pueden asumir los padres, y que cae dentro de la decisión política de planificación educativa que recae en la administración autonómica”, subrayan los magistrados.

De hecho, en el auto se resalta que los mayores defectos que pueden comprometer la seguridad “se han subsanado o se van a subsanar en breve”, “tanto los estructurales, como los relativos a la seguridad laboral”. Así, han requerido a las familias que informen periódicamente de las actuaciones que se estén llevando a cabo en las instalaciones.

La escuela de Caneto ha sido el mayor conflicto educativo desde la formación del Gobierno PP-Vox, presente en prácticamente todos los plenos e intervenciones de la consejera del ramo, Claudia Pérez Forniés, desde que ordenó el cierre el 7 de noviembre. En ese momento, el Departamento alegó que “no existía ninguna escuela” en esta localidad, con una lista de defectos en las instalaciones, pero los padres recurrieron la decisión a la justicia, que, finalmente, les ha dado la razón.