El teléfono contra el acoso escolar registra 180 llamadas que han derivado en el estudio de 31 casos

El teléfono contra el acoso escolar (900 100 456) ha registrado 180 llamadas desde mayo. De ellas, el equipo que lo gestiona está estudiando 31 casos, mayoritariamente de Secundaria. El Gobierno de Aragón ha extendido la formación en convivencia escolar también a los centros de Primaria y continúa con la campaña de concienciación.

Zaragoza.- El teléfono contra el acoso escolar (900 100 456) ha registrado un total de 180 llamadas desde que el Gobierno de Aragón lo puso en marcha de forma pionera en el mes de mayo. Estas llamadas han permitido que el equipo de expertos que trabaja detrás de este canal, formado por psicólogos, estudie 31 casos en la actualidad. Los más graves se derivan a otros entes como la Policía Nacional cuando se trata de situaciones más graves.

El teléfono está disponible las 24 horas del día durante los 365 días del año y es totalmente gratuito. Se trata, ha defendido la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, de una herramienta "útil para informarse y dar tranquilidad y seguridad a las familias que puedan intuir que pueda haber un problema o saber cómo tienen que canalizarlo a través de la administración".

El 60% de las llamadas registradas han sido realizadas por las familias, el 17% por alumnos, el 5% por profesores, el 12% por otros organismos oficiales y el 6% restante no son válidas.

La puesta en marcha de este teléfono se incluye dentro del Plan integral contra el acoso escolar aprobado por el Gobierno de Aragón, mediante el que se está formando también a los centros educativos para mejorar la convivencia escolar. Y no solo a los de Secundaria, de donde proceden la mayoría de los 31 casos de posible acoso escolar, sino también a los de Primaria. Unos 100 centros de cada tipo se han sumado ya a este programa. La razón se debe a que, según ha explicado Pérez, el acoso escolar en Secundaria "se ha ido fraguando en Primaria".

Además, el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha una campaña publicitaria que cuenta con la imagen del jugador del Real Zaragoza Alberto Zapater, quien ha admitido que su visión sobre este asunto ha cambiado ahora que es padre y que el deporte ayuda a fomentar valores como el trabajo en equipo y el respeto. "Cuando ves que está solo, que le pegan, que se ríen de él… no mires para otro lado. Si le hacen daño, si está sufriendo, cuéntanoslo, con tu ayuda y entre todos, podemos pararlo. Ante el bullying: reacciona, llama al teléfono de ayuda contra el acoso escolar. No cuesta nada, cuéntalo, no te calles". Éste es el mensaje del spot.

Otra de las figuras clave en este tipo de casos es la del observador, sobre la que también se trabaja. Además, la recuperación de las tutorías podría influir positivamente en la paralización de estos casos, según ha defendido Pérez, ya que durante ese tiempo los alumnos comparten experiencias que contribuyen a que sean capaces de identificar lo que está bien de lo que no.

Todo para que, ha defendido la consejera de Educación, "nadie tenga miedo a ir al colegio". Junto al teléfono y a la formación cobra también importancia la figura de los conocidos como ciberayundantes, que surgió en el IES Parque Goya, y que ya se han extendido por otros centros. Su labor es actuar ante un posible caso de este tipo y hablar con ambas partes para solucionarlo.

Además, el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha una campaña publicitaria que cuenta con la imagen del jugador del Real Zaragoza Alberto Zapater, quien ha admitido que su visión sobre este asunto ha cambiado ahora que es padre y que el deporte ayuda a fomentar valores como el trabajo en equipo y el respeto.