Serrat descarta la llegada íntegra de Medicina a Huesca por falta de posibilidades técnicas

La consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, ha descartado la llegada del grado de Medicina en su totalidad a la capital oscense. La falta de posibilidades técnicas y el incumpliendo de los requerimientos de calidad son los principales causas a las que alude la consejera.

Huesca.- El grado de Medicina no llegará a Huesca. Así lo dejaba patente la consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, que admitía que no hay posibilidad de que el centro de Huesca se convierta en una Facultad de Medicina. Todo ello atendiendo a los medios que ahora mismo reúne la capital sin descartar la posibilidad de mantener los estudios tal cual están o la llegada de nuevos acuerdos.
 
“La realidad es que este curso tenemos primero y segundo curso y tercer curso no se pudo implantar porque no cumplía con los requisitos de la ACPUA”, ha asegurado Serrat que ha querido aclarar que el Gobierno de Aragón no pretende perjudicar a Huesca. La consejera ha manifestado que en la actualidad el centro hospitalario San Jorge no cumple con las exigencias del Plan Bolonia, como el número de camas. “No es una cuestión de voluntad, es una cuestión de posibilidad”, ha resaltado la propia Serrat.
 
La titular de Educación también ha incidido en que la atención en Huesca siempre se polariza en Medicina, un aspecto, que según Serrat va en detrimento del resto de titulaciones que posee la capital. “Odontología o Dietética y Nutrición deberían ser la bandera de Huesca”, ha admitido la consejera, que ha añadido que es necesario que los oscenses y el resto de Aragón sean conscientes de que en Huesca se imparten muchas titulaciones del ámbito sociosanitario con alto nivel de rendimiento y capacitación.

En cuanto a las infraestructuras universitarias en el Campus oscense, Serrat ha admitido que no se han puesto en marcha obras como la de adecuación del Seminario dentro del Plan de Infraestructuras actual. Por ello, ha resaltado que se deberá revisar dicho plan y que será la universidad la que priorice en esta materia a tenor de los complicados momentos que atraviesan todas las Administraciones.

Contratación bajo vigilancia
 
En cuanto a la polémica surgida por la contratación privada de las auxiliares de Educación Infantil, Serrat ha resaltado que se está trabajando en ello en contacto directo con la empresa encargada de la contrata. “Ese es un problema que viene generado por una contrata, la Administración somos garantes de un contrato que se ha establecido”, ha añadido la titular de Educación, que ha aseverado que “seguimos ejerciendo esa labor de control. Es una situación compleja y el margen para solucionarla es pequeño más allá de darles una prioridad en lo que es la línea de contratación”, ha concluido.
 
Fomento profesional
 
Serrat se ha trasladado a Huesca para inaugurar el curso escolar en el centro de capacitación Montearagón. “Me llevo una gratísima impresión y sobre todo que pese a que los recursos siempre son limitados, el buen hacer de los gestores y de la dirección hace que se pueda atender la demanda de los alumnos”, ha manifestado la consejera de Educación.

La formación profesional, que este año ha aumentado sus expectativas según Serrat, era la faceta más pobre de la educación. Por ello se ha mostrado muy satisfecha con la inversión de este ritmo, ya que en los últimos años ha crecido el número de alumnos de formación profesional.

Serrat ha conocido la formación profesional oscense

“Yo creo que esto se está paliando y además con algo muy bueno y es que hay que conseguir que todos los alumnos tengan un grado de capacitación tendiendo puentes para que las personas puedan satisfacer sus necesidades formativas en todos los niveles”, ha declarado Serrat mientras admitía que en Aragón se ha empezado el curso con altas cotas de normalidad.
 
“No ha habido recortes desde el Gobierno de Aragón. Lo que se invierte es lo que está programado y presupuestado, tenemos que ajustar la realidad presupuestaria a las demandas crecientes y eso es lo que nos va a obligar a priorizar y a racionalizar”, ha asegurado Serrat.

Por su parte, el director del Instituto de Formación Profesional Específica Montearagon, Carlos Ruiz, ha admitido que este año ha habido un aumento exponencial en el número de alumnos, lo que implica que por el momento necesiten contar con dos profesores y cuarto para atender a los desdobles dentro de varias formaciones. Una situación que ha dado a conocer al nuevo director general de Educación y que esperan que pueda solventarse en breve.