Los profesores aragoneses, entre los peores pagados de España

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha presentado sus “Propuestas de mejora de la condición laboral docente y la calidad educativa”
aula
photo_camera El sindicato destaca que uno de los principales problemas es la falta de profesorado

Mejorar las condiciones laborales del personal docente y la calidad de la Educación Pública. Ese es objetivo que se ha marcado la Confederación General del Trabajo (CGT) para presentar sus “Propuestas de mejora de la condición laboral docente y la calidad educativa”, un estudio que se centra en las mejoras salariales y equiparación de cuerpos, la redistribución horaria y la mejora de la intervención educativa, ya que los profesores aragoneses se encuentran entre los peores pagados de España.

Desde CGT han destacado que “uno de los principales problemas que encontramos en la educación aragonesa es la falta de profesorado y la complicación que tiene la administración para cubrir determinadas vacantes, especialmente en las especialidades de lengua, matemáticas, informática…”. Según comentan, "lo que explica esta ausencia de personas interesadas es lo poco atractiva que resulta la carrera docente, sobre todo en comparación de otras profesiones” y han señalado la falta de retribución económica y la pérdida de poder adquisitivo como principales causas de este desinterés.

A las condiciones laborales se les suma la complejidad del alumnado, que cada vez es más diverso, la carga lectiva, las ratios excesivas y la alta burocratización, lo que provoca un aumento de las bajas por causas psicosociales. Por ello, el sindicato propone una serie de acciones para mejorar el trabajo de los docentes.

cgt
La Confederación General del Trabajo ha presentado un estudio para mejorar el sector 

DIFERENCIAS SALARIALES

En cuanto a las mejoras salariales y equiparación entre cuerpos, CGT ha detectado una discrepancia de retribuciones entre diferentes cuerpos docentes de la Comunidad, siendo que “el salario que puede tener un maestro o maestra de infantil o primaria con respecto a un profesor o profesora de secundaria supera los 2.300 euros anuales”. Esta discrepancia de salario también se encuentra de manera interterritorial, ya que “las diferencias entre unas comunidades y otras llegan a superar los 500 euros” como en Euskadi, donde los sueldos de Primaria oscilan entre los 2.713,40 euros y los sueldos de secundaria entre los 3.140,27 euros, mientras que en Aragón oscilan entre los 2.261,96 y 2.612,19 euros, respectivamente.

Asimismo, CGT ha resaltado que, en los últimos 10 años, "el salario en el Cuerpo de Maestros ha pasado de 1.981 euros a 2.301 con un incremento de 320 euros, mientras que en Secundaria, de 2.248 a 2.612 euros, con un aumento de 364 euros. En ambos, el porcentaje de subida salarial es del 16%. Por todo ello, el sindicato demanda “un cuerpo único donde se trate por igual a todo cuerpo docente, incluyendo las especialidades de FP no integradas en Secundaria, una subida salarial para igualarse a la media nacional para igualarnos a la media y recuperar el poder adquisitivo respecto al IPC que nos corresponde”.

MODIFICACIÓN DE LAS HORAS LECTIVAS

La modificación del horario lectivo es una reclamación exigida por CGT año tras año para mejorar la calidad educativa. Este ajuste no supondría una reducción del horario laboral, sino una redistribución del mismo que permitiría al profesorado afrontar la creciente carga burocrática. Y es que, según señala el sindicato, “la carga de trabajo que asume el personal docente excede las horas destinadas a impartir clase por lo que debe existir un equilibrio con la dedicación a otras funciones y tareas encomendadas igual de relevantes”.

En este sentido, ha resaltado también la necesidad de aplicar la reducción de la jornada laboral entre los docentes de las 37,5 horas actuales a las 35 horas que ya se están implantando en otros países europeos, así como la reducción de las horas lectivas para los alumnos, que actualmente se encuentra en 24 horas lectivas para Infantil y Primaria y 19 horas para Secundaria.

Por otro lado, el sindicato ha resaltado la dificultad de muchos centros para formar equipos directivos. “Tienen mucha responsabilidad en los centros y no se ve reconocida la labor que hacen. Hay que dignificar”, han explicado señalando que, en este curso, alrededor de 200 centros aragoneses no han tenido voluntarios para crear un equipo directivo y los docentes han tenido que ser obligados. Por ello reclaman un aumento del salario para jefes de estudios y equipo directivo, así como la reducción de la carga burocrática.

Todas estas acciones, han indicado, “derivarían en un aumento de plantilla redundando en una imprescindible mejora de la calidad de nuestra Educación Pública”.

MEJORA DE LA INTERVENCIÓN EDUCATIVA

El sindicato también ha presentado varias propuestas para mejorar las condiciones para la intervención educativa, resaltando que debe primarse la enseñanza pública, cerrándose todas las aulas concertadas innecesarias, y persiguiendo los mecanismos que los centros concertados tienen para elegir a su alumnado. También, aprovechando el contexto de descenso demográfico, CGT ha apostado por una ambiciosa bajada de ratios en todas las etapas y aumentar de manera considerable el personal de atención a la diversidad que atiende al alumnado más vulnerable en los centros, especialmente PSC, orientadoras, Pt y AL.

Con respecto a la escuela rural, CGT ha exigido la negociación de criterios específicos para las ratios, y la creación de plantillas, así como la puesta en marcha de medidas que disminuyan de manera importante el abusivo 40% de interinidad que hay en Aragón y de medidas que ayuden a la conciliación familiar.