Mujeres directivas y aragonesas como ejemplo para los adolescentes en el programa “Soy Futuro”

El programa orienta a jóvenes de 4º de la ESO de cara a su futuro profesional, incluidas charlas de mujeres directivas aragonesas
Mujeres directivas y aragonesas como ejemplo para los más pequeños en el programa “Soy Futuro”
photo_camera Mujeres directivas y aragonesas como ejemplo para los más pequeños en el programa “Soy Futuro”

Las primeras decisiones sobre el futuro laboral y profesional son un momento crucial que cada vez pasa menos desapercibido para el ámbito educativo, además de adelantarse considerablemente la edad en la que estas decisiones se plantean. Preguntas como “¿A qué me quiero dedicar cuando sea mayor?” o “¿Cuál es realmente mi pasión en este mundo?” son temidas por muchos jóvenes de 14 o 15 años que muchos colegios e institutos quieren ayudar a resolver allanando así el camino para el futuro talento aragonés. Un futuro que siempre es un poco más complicado para las niñas, habitualmente con pocos referentes en cuanto a mujeres con altos puestos en empresas o directivas.

El programa “Soy Futuro” pretende, además de orientar a los adolescentes en las primeras decisiones importantes en su itinerario educativo, ofrecer ejemplos de mujeres directivas de Aragón de distintos ámbitos laborales. Estas actividades, talleres y charlas se realizarán en el horario de tutoría, donde una dinamizadora buscará con jóvenes de 4º de la ESO la inspiración, la pasión y esas capacidades que cada uno tenga. Al acto de celebración de esta VIII edición del proyecto educativo “Soy Futuro”, de Directivas de Aragón, que ha tenido lugar en el Mobility City de Ibercaja, ha acudido la consejera de Educación, Ciencia y Universidades, Claudia Pérez Forniés.

“Estar en programas como “Soy Futuro” es fundamental para la Consejería de Educación, Ciencia y Universidades porque uno de nuestros propósitos para los jóvenes es el de la orientación y realizar labores de acompañamiento en un momento por el que todos hemos pasado”, ha señalado la consejera del Gobierno de Aragón, Pérez Forniés. La consejera de Educación también se ha referido al “miedo que muchas veces surge en esas edades tempranas” y lo fundamental que es proporcionar a chicos y chicas esas herramientas que les ayudarán a transitar a la vida adulta y convertirse en magníficas personas y profesiones, “que es lo que necesitamos en Aragón”, ha puntualizado la consejera, Pérez Forniés.

La presidenta de Directivas de Aragón, María Sasot, ha remarcado que la ejecución de este programa “se hace desde la normalización de acceder a puestos directivos, tanto a chicas como chicos”. Las “mujeres referentes”, como se ha referido María Sasot, son aquellas que van a los colegios para decirles a los jóvenes que “busquen en su interior a la hora de buscar su talento”. También se ha referido a la inteligencia emocional y la necesidad de entrenarla, “especialmente en esos momentos de presión habituales de la adolescencia”, ha destacado también la presidenta de Directivas de Aragón.

Por su parte, Cecilia Marín es directora de comunicación del Colegio Sagrada Familia, uno de los centros escolares que ya ha contado con talleres y charlas relativos a “Soy Futuro”. “La clase en general disfrutó muchísimo del programa”, ha dicho Cecilia Marín, que también cree importante fomentar la incorporación de mujeres a sectores tradicionalmente masculinos como el tecnológico. “En otros sectores como el de la salud están cada vez más equiparados y es por ello que hay que insistir en aquellos que aún no lo están”, ha resaltado la directora de comunicación del Colegio Sagrada Familia, que también cuenta con la escuela de negocios CESTE, que cuenta con un ciclo formativo de Grado Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma.

Según los últimos datos, en España solo el 24,6 % de los profesionales que se dedican al sector industrial son mujeres. Asimismo, solamente el 16% de los altos cargos de las empresas tecnológicas estás ocupados por mujeres, según el estudio “Cuantificando la Brecha de Género”. “Todo lo que sea dar visibilidad a mujeres directivas en entornos tecnológicos es bueno para ir cambiando las cosas”, ha sentenciado la directora de comunicación del Colegio Sagrada Familia, Cecilia Marín.