López Susín confía en que se apruebe un presupuesto que impulse el aragonés y el catalán en el territorio

El director general de Política Lingüística, Ignacio López Susín, ha comentado este martes que confía en que el presupuesto del 2016 les aporte los recursos necesarios para impulsar el aragonés y el catalán en la Comunidad. A pesar de esto, recuerda que muchas de sus medidas son de coste cero, y que están incluidas ya en la legislación.

Zaragoza.- Consenso ha sido, de nuevo, una de las palabras más escuchadas este martes en la Comisión de Educación y Cultura que se ha celebrado en la DGA. Consenso, ya que el trato e impulso o no del aragonés en el territorio ha sido el tema protagonista de la mañana parlamentaria. Para hablar de ello, y a petición de Ciudadanos, ha comparecido el director general de Política Lingüística, Ignacio López Susín. Éste ha señalado que hasta que no se conozca el presupuesto previsto para su Dirección General no es posible concretar en mucho las medidas que quiere implantar en la Comunidad para impulsar el aragonés y el catalán. A pesar de esto, ha recordado que muchas de las acciones que quiere llevar a cabo son de coste económico "ínfimo" o cero.

Una contradicción que no ha pasado desapercibida por los parlamentarios que le han pedido que explicara que programas concretos tenía "por lo menos pensando,- tal y como ha dicho la portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar-, aplicar". López Susín ha hecho referencia a un primer paquete de medidas "sin coste económico" ya que, dice, son "cuestiones incluidas ya en la legislación vigente", como la elaboración de una norma con mayor respaldo que la actual Ley de Lenguas, garantizar la enseñanza en todos del aragonés en todos los niveles educativos, fomentar su uso como instrumento cultural y conseguir que los aragoneses asuman estos idiomas como propios, son algunas de ellas. "El aragonés es responsabilidad nuestra, y no puede esperar", ha sentenciado el director general, que ha recordado que ya está aprobado un informe, desde 2013, en el que se insta a las autoridades locales a que impulsen y tomen medidas de revitalización en sus propias lenguas.

En Aragón sólo hay siete maestros que hablan correctamente el aragonés. Una realidad por la que los grupos le han preguntado, y es precisamente en ella en la que ha dicho que reside la importancia de contar con cierto presupuesto económico para cambiarla. "Soy consciente de cuál es la realidad económica, pero contamos con 0 euros ahora mismo", ha apuntado. Ha apuntado que el establecimiento de las acreditaciones del profesorado es otra de las medidas que quiere desarrollar. "Se va a sacar la orden que establecerá las acreditaciones transitorias hasta que haya una titulación en la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza”, ha aseverado.

López también ha adelantado otras medidas de difusión y apoyo al desarrollo social de las lenguas aragonesas con la creación de los premios literarios Arnal Cavero y Guillén Nicolau, y la recuperación de los programas Jesús Moncada y Lucía Dueso.

Sobre la modificación de la Ley de Lenguas actual, López Susín ha echado balones fuera y ha dejado en manos de lo diputados de la Comisión los posibles cambios a aplicar. "Habrá que explorar acuerdos entre todos y confío en que, de elaborarse una nueva norma, llegue al Parlamento lo más trabajada posible y con el mayor consenso que pueda contener", ha sustentado el director general.

López Susín ha querido detenerse a explicar en algunas de las acciones en las que su Dirección General ya está trabajando, para intentar aplicarlas a corto medio plazo. En primer lugar, ha hablado de dos programas separados de apoyo al uso del aragonés, por un lado, y del catalán, por otro. Sobre el proyecto aragonés ha contado que pretende promover la convivencia de las personas que hablan los diferentes dialectos de la Fabla impulsando un intercambio y revitalización de ellos en las zonas parlantes. En el caso del catalán, pretende establecer un acercamiento al idioma a través de tres rutas literarias. Además, López Susín ha mencionado que es su intención elaborar currículos de primaria en los dos idiomas, y que se está trabajando en la inclusión de ambas lenguas en la Educación para adultos.

Por último, el director general ha explicado que ha firmado un convenio de colaboración con la UZ para implementar la variedad del aragonés en los centros escolares de infantil y primaria donde las familias lo deseen. López Susin ha señalado que el objetivo es comprobar la influencia del idioma antes y después de haberlo cursado. "Tenemos que cuidar las variedades locales, hay pocos niños que las conservan y desde la DGA tenemos la obligación de apoyarlos".

Reacción partidos

Desde el Grupo Parlamentario Ciudadanos, solicitante de esta comparecencia, su portavoz Susana Gaspar ha mostrado su inquietud ante este asunto porque la Ley de Lenguas “nació viciada” y “se enfangó en el debate de la denominación de las lenguas” por lo que “no se ha desarrollado una vez aprobada”. Tal y como ha defendido Gaspar, “las lenguas son de los ciudadanos y no de los políticos, por lo que no debemos imponer su uso”.

María José Ferrando (PP) ha mostrado su postura contraria a “mezclar la política con la materia lingüística porque causa mucha sin razón” y ha discrepado de “la creación de esta dirección general porque es el peaje que el PSOE ha pagado a CHA” y permite “alimentar los anhelos nacionalistas de CHA y crea una agencia de colocación de sus militantes”. “Tanto los que creen que hablan catalán como los que no, merecen el máximo respeto y que nadie les imponga lo que sienten respecto a lo que hablan”, ha señalado.

María Herrero (PAR) ha reconocido el discurso conciliador del director general, pero se ha remitido a la aprobación del Estatuto de Aragón, donde “se consiguió un consenso que va a ser difícil volver a alcanzar”. Ha defendido la Ley de Lenguas aprobada en 2013 al asegurar que “es respetuosa y permite que cada uno denomine las lenguas como quiera”. Por último, ha mostrado su preocupación por “las lengua del norte”, que “está en peligro de extinción” y “pagando el pato” ante la falta de consenso político.

Por último, el diputado del Grupo Mixto Gregorio Briz (CHA) ha reconocido que en el Parlamento “hace mucho tiempo que hemos perdido el consenso” en cuanto a la “dignificación de las lenguas de Aragón”, lo que “debemos recuperar con diálogo y propuestas, dejando de usarla como arma arrojadiza”. “Quizá nos separe menos de los que nos une” y “ahora tenemos la oportunidad de recuperar un patrimonio que estamos perdiendo”, ha matizado.