Las familias de Caneto se concentarán frente a las Cortes este jueves para "pedir una solución"

Esta escuela llevaba cinco años funcionando sin autorización y asistían 21 niños y tras conocer la situación y realizar una inspección.
photo_camera Esta escuela llevaba cinco años funcionando sin autorización y asistían 21 niños y tras conocer la situación y realizar una inspección.

La escuela rural O’Chinebro de Caneto (Huesca), que cerró sus puertas el pasado 7 de noviembre después de que la DGA detectara irregularidades al funcionar sin los permisos necesarios, ha lanzado una concentración frente a las Cortes de Aragón para “seguir luchando por la defensa de los derechos de la infancia, y de abrir una vía de diálogo con la Consejería de educación para dar solución a la situación actual”. Han hecho un llamamiento a la ciudadanía para manifestarse a las 12.00 horas de este jueves, siendo la segunda concentración celebrada después de la de Huesca y las diversas movilizaciones en redes sociales.

Esta escuela llevaba cinco años funcionando sin autorización y asistían 21 niños y tras conocer la situación y realizar una inspección, la DGA ordenó su cierre. Como señaló el director general de Planificación, Luis Mallada, las aulas prefabricadas se encontraban en “una zona de pastos” y “cerradas por una alambra electrificada”, unas condiciones que “no consideran adecuadas para los niños”. Además, tanto los alumnos como los profesores se encontraban matriculados y adscritos al CEIP La Fueva (Tierrantona), donde tendrán que dar clase a partir de ahora.

LAS FAMILIAS ASEGURAN QUE NO HA LLEGADO NI EL TRANSPORTE ESCOLAR NI LAS AYUDAS INDIVIDUALES

Sin embargo, desde O’Chinebro han comunicado que “los niños y niñas siguen sin poder recuperar su normalidad en lo que respecta a su escolarización, ya que las aulas de la escuela están cerradas y el Departamento de Educación sigue sin tender la mano para buscar una solución dialogada”. Por otro lado, han señalado que “el equipo docente ya está ubicado en Tierrantona, aunque el transporte escolar no ha llegado a Caneto”.

A su vez, “no se han facilitado las ayudas individuales”, algo que las familias “no pueden asumir por motivos obvios de conciliación”. “No obstante, seguimos igualmente adelante con la decisión de no exponernos al grave riesgo que supondría llevarlos a Tierrantona, y de velar por garantizar la continuidad de su educación donde, por derecho, les corresponde”, han indicado.

O’CHINEBRO PIDE A LA ADMINISTRACIÓN UNA SOLUCIÓN PARA LA ESCUELA DE CANETO

Desde O’Chinebro han insistido en que a Caneto, por su ubicación y su volumen de población infantil le corresponde la existencia de una escuela, y si la que hay no cumple con los requisitos establecidos, “tendrán que ponerse manos a la obra”. “Podemos entender que es complicado hacer encajar la normativa con la realidad del territorio, pero es obligación de la Administración hacer su trabajo”, han remarcado.

Por ello, después de la visita del Lugarteniente del Justicia de Aragón, Javier Hernández, quien “ha corroborado el hecho de que en todo este proceso se están vulnerando derechos fundamentales en materia de infancia”, las familias “se mantienen en la vía iniciada y apelan al diálogo y la búsqueda de una solución lo más pronto posible”.