La huelga de deberes llega a Aragón este fin de semana

La huelga de deberes, campaña promovida a nivel nacional, llega a Aragón este fin de semana y se extenderá durante los cuatro fines de semana de este mes. Desde Fapar animan a las familias a sumarse a ella para alcanzar el debate y lograr un cambio metodológico que acabe con el exceso de deberes. Han enviado ya la información a las Ampas.

Zaragoza.- La huelga de deberes promovida por la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) comienza este fin de semana. En Aragón, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fapar) se ha sumado a la campaña y anima a que las familias también lo hagan. Defienden que es importante para propiciar un cambio de metodología y acabar con el exceso de deberes que, según lamentan, sobrellevan los alumnos.

"Nos parece importante sensibilizarnos sobre el tema y abrir el debate a la sociedad", ha asegurado la presidenta de Fapar, Flor Miguel. "El sistema educativo no garantiza el éxito escolar ni se está disminuyendo el fracaso escolar por lo que nos parece que hay que hacer un cambio de metodología", ha aseverado.

Según la presidenta de Fapar en el actual sistema educativo "se mandan muchos deberes", lo que hace que a nivel equitativo "aumenten las diferencias". "Las familias somos distintas y no todas tenemos la misma capacidad económica ni intelectual para ayudar a nuestros hijos a hacer los deberes, lo que hace que las desigualdades crezcan", ha criticado.

Por ello, desde Fapar han enviado ya la información relativa a la campaña "No a los deberes". Ahora serán ellas las que decidirán si se suman o no.

Asimismo, desde Fapar pretenden abrir el debate para que "no se alargue la jornada lectiva a nuestros hijos sino que se intente buscar otro tipo de metodologías y desarrollar el currículo de otra manera". "Estamos en el siglo XXI y estamos desarrollando las mismas metodologías prácticamente que en el XIX", ha lamentado.

La huelga tendrá lugar durante los cuatro fines de semana de noviembre ya que el objetivo es, según ha indicado Flor Miguel, "ir mentalizando y que surgiera efecto para que a lo largo del tiempo se unan también los docentes y los centros para focalizar el tema al debate".

Además de la información relativa a la campaña también han enviado los justificantes que los niños podrán presentar en los centros para justificar no haber hecho los deberes.

CSI-F la considera "un error"

Por su parte, CSI-F valora positivamente el debate pero "nunca a costa de desautorizar a los docentes". Insisten en que "con presupuestos suficientes para mejorar la actual dotación de recursos esta controversia no existiría" y consideran que "los extremos e imposiciones no son buenos en educación".

Advierten que cuando una familia "se salta a la torera" las recomendaciones docentes o viceversa "sufre la cohesión de toda la comunidad educativa y los alumnos son los principales perjudicados con el ejemplo que se les transmite".

Además, el sindicato entiende que el debate "se está centrando únicamente en la cantidad y no en la calidad de las tareas". En este sentido apuestan por "aprovechar el momento para abrir el debate sobre el tipo de tareas y el objetivo de las mismas".

Por todo ello, CSI-F insta a las Cortes de Aragón a que, "del mismo modo que aprueban por unanimidad limitar los deberes, aprueben por unanimidad aumentar el presupuesto educativo, disminuir las ratios, aumentar los apoyos y desdobles, disminuir las horas lectivas, aumentar la atención a la diversidad y mejorar los recursos materiales y de personal". "Así seguro que no serían necesarias tantos deberes para casa y este debate no existiría en este momento, aseveran.