Los estudiantes de Filosofía exigen una reforma integral "ya" e inician una campaña para conseguirlo

Los estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras exigen una reforma integral del edificio "ya". Para conseguirlo llevarán a cabo varias acciones como una cacerolada el próximo miércoles. Lamentan que desde enero se hayan producido diez accidentes y reiteran que el estado del edificio es "deplorable". Critican que Rectorado y DGA han decidido darles la espalda.

Zaragoza.- "No vamos a parar hasta que no veamos entrar las máquinas para reformarlo". Así de contundente se ha mostrado el miembro de la Asamblea de Filosofía y Letras Zulaica Garcés. Reclaman una reforma integral del edificio "ya" y para lograrlo han iniciado una serie de acciones. Éstas comenzaron esta semana con la colocación de escombros para mostrar el "estado real" en el que se encuentra la Facultad y continuarán con una cacerolada el próximo miércoles.

A ellas se unirá la campaña puesta en marcha por el Frente de estudiantes de Aragón, desde donde exigen que los plazos de la reforma sean "realistas". Para ello, desde esta organización repartirán octavillas y llevarán a cabo diferentes concentraciones para "elevar el nivel de conciencia" de los estudiantes. Esperan que a ellas se unan los profesores y el personal del edificio. Todo para no tener que lamentar, han dicho, "algo más grave".

Según ha criticado uno de los portavoces del Frente de estudiantes de Aragón, Víctor García, el Rectorado y la DGA "han decidido darnos la espalda y posponer la reforma que tanto necesitamos". Apuntan que se están tomando medidas que "no solucionan" el problema y consideran que la medida de poner mallas en los techos de la tercera y cuarta planta para evitar la caída de cascotes es un "parche".

Desde la Asamblea de estudiantes han lamentado que el estado de las instalaciones hace que "sea imposible hacer vida estudiantil" y que el personal "no tenga seguridad". Por eso anuncian que las movilizaciones no cesarán "hasta que se firme el convenio".

"Exigimos que se nos deje de tomar el pelo", ha aseverado Garcés.  Apuntan que desde enero de este año se han producido diez accidentes. "Se nos están cayendo los techos, se atascan los baños, no hay calefacción…", ha indicado Garcés, quien ha lamentado que esas condiciones "son deplorables". Por ello han anunciado que lucharán hasta que se dé solución a estos problemas "sin que nos desvíen la atención".

Tras la lectura de un manifiesto frente a la entrada de la Facultad, algunos estudiantes han denunciado que ya no pueden realizar las tutorías en los despachos de los profesores porque éstos "temen por su vida". Por eso, según han indicado, incluso podrían llegar a tener que mantener estas reuniones en otros espacios como en bares.

Además, algunos de los alumnos de Filosofía que fueron reubicados a la antigua Facultad de Educación denuncian que en ésta siguen de mudanza y que todavía faltan algunos elementos del mobiliario como bancos. Otros como los proyectores "tardaron en llegar", apuntan. Asimismo, señalan que el edificio donde ahora dan clases dejó de utilizarse durante un tiempo porque se consideró que su estado "no era bueno" y es allí donde ahora dan clases.

Inundaciones en los baños

En los últimos días se han producido inundaciones en los baños. Algunas fuentes apuntan que podrían tratarse de acciones de protesta. En este sentido, otro de los portavoces del Frente de estudiantes, Juan Atrián, ha señalado que "no tenemos fuentes fiables acerca de quién pudo hacer esas acciones y si son boicot o accidentes". Aún así Atrián ha incidido en que "no es la forma reivindicativa que desde el Frente queremos llevar porque es empeorar el estado ya deplorable de la facultad".
Con todo ello, ha sentenciado Atrián, la campaña persigue "elevar el nivel de tensión y de conciencia de los estudiantes hasta poder tomar acciones que tengan más contundencia y pongan a las instituciones en una posición obligatoria de hacernos caso".