La DGA seguirá ofertando varias modalidades de Bachillerato en los centros del medio rural

El decreto-ley de medidas urgentes de racionalización en el ámbito educativo elimina la exigencia de ofertar al menos dos modalidades de Bachillerato en cada centro. La DGA seguirá haciéndolo en el medio rural, mientras que en la zona centro y en las capitales de provincia se aplicará, valorando antes la opinión de los centros.

Zaragoza.- El Real Decreto-Ley de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo elimina la exigencia de ofertar al menos dos modalidades de Bachillerato en cada centro docente, a fin de ampliar los márgenes para que las comunidades puedan programar una oferta educativa ajustada a sus necesidades. Una medida que el Gobierno de Aragón no piensa aplicar en el medio rural y sí en la zona centro y las capitales de provincia, valorando antes la opinión de los centros.

La voluntad política es atender a los diferentes itinerarios, por lo que reducir a una sola opción en el medio rural es, para la DGA, una iniciativa imposible de ampliar en el ámbito rural ya que no permitiría a muchos alumnos cursar Bachillerato y obligaría a llevar a cabo muchos trasladados.

En una respuesta parlamentaria a Izquierda Unida, el Gobierno de Aragón recuerda que ese decreto-ley señala que el objetivo común perseguido es proporcionar a las administraciones educativas un conjunto de instrumentos que permitan conjugar la calidad y eficiencia del sistema educativo con el cumplimiento de la estabilidad presupuestaria.

La DGA ha respondido al grupo parlamentario que las iniciativas afectan a todos los niveles educativos y combinan medidas de “carácter excepcional” con otras de carácter estructural que introducen novedades que “contribuirán definitivamente a mejorar de forma permanente la eficiencia del sistema educativo”.

Por todo ello, el Ejecutivo autonómico, dentro de la flexibilidad planteada por el Ministerio de Educación para que las comunidades acomoden su uso a las diferentes necesidades de consolidación fiscal y atendiendo a las singularidades y particularidades del territorio, va a compatibilizar la racionalización y el ajuste de gasto con el mantenimiento de la calidad educativa.

El Departamento de Educación apuesta por unas medidas adaptadas a la realidad territorial y al nivel de déficit con que cuenta la Comunidad, “no comparable al de otros territorios”. 


Educación, a examen