Cerca de 230 alumnos con discapacidad visual vuelven al cole en Aragón

Unos 230 niños con discapacidad visual han comenzado sus clases en centros educativos aragoneses con el apoyo de equipos de atención y de preparación de libros en braille. Los alumnos están repartidos en todos los niveles educativos y cuentan con un plan individualizado para su formación.

Zaragoza.- Casi 230 niños aragoneses con discapacidad visual afrontan estos días la vuelta a la actividad escolar y académica, para lo que cuentan con el apoyo de equipos de atención de la ONCE y con otros medios como la preparación de los libros en braille. La mayoría de estos alumnos se encuentran en Zaragoza (169), mientras que 41 estudian en Huesca y 19 lo hacen en Teruel.

En Aragón, estos equipos específicos de apoyo educativo están formados por maestros, psicólogos, trabajadores sociales y rehabilitadores que tienen como objetivo planificar el conjunto de intervenciones que se van a llevar a cabo durante el curso para facilitar el aprendizaje de los alumnos.

La ONCE ha destacado que la inclusión de los niños y niñas con discapacidad visual en un ámbito educativo normalizado responde a la tendencia generalizada de crear un único sistema donde se integren todos, “prevaleciendo siempre el derecho de cualquier alumno a recibir una atención educativa equitativa y de calidad, y respetando las necesidades específicas de cada uno de ellos”.

Por nivel de estudios, en Aragón los 229 educandos ciegos y deficientes visuales están distribuidos en las diferentes etapas educativas, que van desde Educación Infantil, Educación Primaria, ESO, Bachillerato, Formación Profesional y Universidad hasta otro tipo de enseñanzas.

Para cada nuevo curso, “los servicios de producción bibliográfica de la ONCE trabajan intensamente, especialmente en la etapa estival, con los nuevos libros, para que, en la vuelta al cole, los niños y jóvenes con ceguera o discapacidad visual grave puedan llevar sus mochilas el primer día de clase con los mismos libros, pero en braille, y con la misma ilusión que sus compañeros, así como toda la documentación e información que requieran en formato accesible”, han explicado desde la ONCE.

Plan individualizado

En el conjunto de España trabajan un total de 33 Equipos Específicos de Atención Educativa, de forma que se garantice la cobertura de los estudiantes en todas las etapas educativas. A su vez, estos Equipos dependen estructuralmente de alguno de los cinco Centros de Recursos Educativos de la Organización, ubicados en Sevilla, Barcelona, Madrid, Pontevedra y Alicante.

Los Equipos Específicos están formados por distintos profesionales, expertos en distintas áreas de intervención como maestros, técnicos de rehabilitación, psicólogos, pedagogos, trabajadores sociales, instructores tiflotécnicos, etc.

Para cada alumno y alumna con discapacidad visual se elabora un Plan Individualizado de Atención, según sus necesidades, y se le asigna un maestro o maestra itinerante encargado, entre otras funciones, de asesorar al centro y al profesorado de aula y orientar a las familias para realizar un trabajo directo con el alumno.

Dicho trabajo directo abarca todas aquellos aspectos que puedan favorecer y potenciar la plena inclusión educativa de la persona como la estimulación visual; autonomía personal, orientación y movilidad; enseñanza de un sistema de lectoescritura (braille o tinta); aprendizaje del uso de la tiflotecnología (tecnología adaptada); orientación académica y profesional; ocio y tiempo libre; currículo escolar; adaptación de recursos educativos; tecnologías de la información y la comunicación, etc.