El AMPA del Ana María Navales se encierra en protesta por la situación del colegio

El encierro finalizó ya entrada la noche, cuando se desplazaron hasta el barrio varios representantes del Departamento 
 
Imagen de archivo del colegio
photo_camera Imagen de archivo del colegio

Entre 25 y 30 personas se encerraron este martes por la tarde en el Ana María Navales de Arcosur en protesta por la situación del colegio y los posibles retrasos en la instalación de aulas prefabricadas para el siguiente curso. Esta última cuestión fue el tema central de la reunión de urgencia celebrada en el centro. Antes, en declaraciones a este diario, representantes de las familias explicaron que temen un nuevo inicio de curso conflictivo. Estos módulos son la alternativa pactada con la DGA mientras finaliza la construcción de la Fase II, prevista para el curso 2025-2026 después de rescindir el contrato con la constructora por falta de solvencia.

Este encierro se desencadenó a raíz del malestar de un padre “a la desesperada, ya que su hija usará las futuras aulas prefabricadas”, según explican en un comunicado. La protesta se desarrolló en las instalaciones del comedor hasta bien entrada la noche, cuando llegaron a las instalaciones varios responsables del Departamento de Educación.

Respecto a estas aulas, su despliegue contempla unos plazos de entre dos meses y dos y medio. Desde el centro aseguran que la DGA puso como fecha tope la primera quincena de julio, no más allá del día 9.

Este martes por la mañana tuvo lugar una visita técnica y los responsables de la empresa comprobaron que el movimiento de tierras será superior al previsto por la pendiente que tiene la parcela, denominada La Casa del Barrio. Por ello, las familias “desconfían” de las palabras de la hoja de ruta y temen que no estén listas para septiembre.