Más conscientes de sus derechos

Las reclamaciones financieras de los consumidores aragoneses han crecido un 224,8% en 2015. Hasta mayo se han registrado 4.604 consultas, según Aicar-Adicae. La mayoría están relacionadas con las hipotecas, tanto por las cláusulas suelo como por la dificultad de pago de las mismas. Una cifra que demuestra que los abusos no han disminuido, pero que los consumidores son cada vez más conscientes de sus derechos.

Las reclamaciones financieras de los consumidores aragoneses han crecido un 224,8% en 2015. Hasta mayo se han registrado 4.604 consultas, según Aicar-Adicae. La mayoría están relacionadas con las hipotecas, tanto por las cláusulas suelo como por la dificultad de pago de las mismas. Una cifra que demuestra que los abusos no han disminuido, pero que los consumidores son cada vez más conscientes de sus derechos.

La crisis ha puesto de manifiesto los graves problemas con las entidades financieras. Durante los últimos años, la información ha sido compleja de entender e incluso incompleta. Adicae lamenta que ni la Justicia ni las administraciones públicas dan soluciones a los consumidores. De hecho, han denunciado a más de cien entidades financieras por las cláusulas suelo y el 22 de junio será la vista previa. Éste es el último paso para lograr una sentencia cuyo objetivo es que se devuelva todo el dinero a las familias.

Las asociaciones de consumo relacionadas con la banca son necesarias. En muchas ocasiones el ciudadano se siente indefenso ante los bancos y entidades financieras y no sabe cómo actuar ni cómo reclamar las posibles irregularidades. Hay que preguntar siempre, ante cualquier duda, para evitar futuros problemas. Seguramente el incremento de las reclamaciones y las acciones posteriores que realiza Adicae conseguirán que disminuyan los abusos de poder.

El objetivo ahora es conseguir una verdadera educación financiera para los consumidores. Es verdad que no será la solución a todos los problemas, pero sí les daría una herramienta fundamental para defenderse. Esta educación tiene que fomentar la crítica para que el consumidor permanezca alerta ante lo que ofrecen las entidades financieras.