Zaragoza Servicios ayuda a las empresas a construir equipos

Zaragoza Servicios cuenta con una amplia oferta de actividades orientadas al team building. Esta filosofía se basa en el trabajo en equipo de los empleados de una empresa con el fin de potenciar las habilidades laborales y personales de los participantes, mejorando su motivación y rendimiento en sus puestos de trabajo.

Zaragoza.- El team building, construcción de equipo en inglés, fomenta la cohesión grupal, el trabajo en equipo, la comunicación y el buen ambiente laboral en una empresa. Potencia las habilidades laborales y personales de los participantes mediante una metodología vivencial, basada en el aprendizaje a través de la experiencia directa.

Esta motivación de equipos es el pilar fundamental de la empresa Zaragoza Servicios. Una compañía que, a través de diferentes actividades grupales, potencia capacidades como el trabajo en equipo, el liderazgo y la organización, la toma de decisiones y comunicación, la capacidad de afrontamiento en entornos cambiantes, la solución de problemas prácticos y el establecimiento y consecución de objetivos.

Recientes estudios han demostrado que un trabajador motivado rinde hasta diez veces más que un trabajador que no lo está. “Somos conscientes de que el activo más valioso de las empresas son sus trabajadores, tener un equipo motivado y cohesionado es vital para que la compañía salga adelante”, explica la gerente de Zaragoza Servicios, Nathalia Antas.

Cluedo en vivo, cenas con asesinato, gymkhanas, destructoterapia, casino gourmet, batalla láser o Gran Hermano son algunas de las múltiples actividades que Zaragoza Servicios presta a las empresas. Unas dinámicas grupales que implican actividad física, contacto y estrecha colaboración entre los diferentes equipos, logrando una mayor cohesión grupal.

“Mediante las actividades de team building, los responsables de las empresas pueden descubrir los puntos fuertes y débiles de cada uno de los miembros de sus equipos, sus capacidades y los roles que tienen y deben ocupar cada uno dentro de la dinámica de trabajo de su equipo”, comenta Antas.

Para las empresas supone una mejora del clima laboral y de la integración del trabajador en la compañía al poder disfrutar de una actividad lúdica y atractiva. Además, se mejoran las competencias individuales y grupales propiciando situaciones para el entrenamiento en solución de problemas en un entorno divertido y agradable.