Los vuelos de bajo coste dejan diez millones de euros en Aragón

La economía aragonesa recibe diez millones de euros en gasto por parte de los pasajeros que vuelan en compañías de bajo coste que operan en el Aeropuerto de Zaragoza. Así lo ha dado a conocer el director general de Transportes en las Cortes, Jesús Díez, quien también ha anunciado que se reducirán las ayudas por pasajero hasta eliminarlas.

Zaragoza.- Un estudio de la Universidad de Zaragoza encargado por la Sociedad de Promoción del Aeropuerto de Zaragoza revela que los vuelos de bajo coste generan un impacto de gasto en la economía de la Comunidad de diez millones de euros al año, “superior a lo que se invierte” (3,5 millones de euros en los Presupuestos para 2012). Así lo ha anunciado el director general de Transportes, Jesús Díez, en una comparecencia a petición del consejero de Obras Públicas, Rafael Fernández de Alarcón, en la Comisión de Transportes de las Cortes.

Sin embargo, ha matizado Díez, la nueva sociedad de promoción de aeropuertos reducirá las ayudas por pasajero para estas compañías hasta eliminarlas, ya que el objetivo es “establecer una masa crítica suficiente para que a largo plazo sea posible que vuelen por sí solos”. Desde 2007 a 2011, se ha bajado de los 16,5 euros por viajero a 6,7 euros.

En este informe, se observa que se favorece con la promoción al sector turístico, los emisores de paquetes turísticos, el aprovechamiento económico de la infraestructura, así como a las empresas con mejores conexiones internacionales con áreas de negocio y por lo tanto a su competitividad.

El Aeropuerto de Zaragoza transportó entre 2007 y 2011 un 150% más de carga consolidándose como tercera infraestructura de España en volumen de este transporte con 50.000 toneladas en 2011, puesto 30 en Europa. Plaza y en concreto Inditex son las de mayor incidencia. Por otro lado, en lo que se refiere a los pasajeros ha pasado de cerca de medio millón en 2007 a 750.000 en 2011 (+50%), siendo en los de vuelos regulares el crecimiento del 75%, de 400.000 a 700.000 personas.

Por tipo de destinos, la proporción de viajeros de vuelos internacionales se ha mantenido estable entre el 60 y 65% del total de regulares, mientras se ha observado una caída paulatina de vuelos charter por la ampliación de la oferta de regulares.

Esa tendencia creciente se ha producido en medio de la crisis, “lo que revela que hay demanda de conexiones aéreas desde Zaragoza a los precios actuales”, ha dicho el director general de Transportes.

El director general de Transportes, Jesús Díez, ha comparecido en las Cortes
El director general de Transportes, Jesús Díez, ha comparecido en las Cortes

La capacidad exportadora de la Comunidad aragonesa, con un peso del sector industrial sobre el valor añadido bruto con un 23% frente al 17% nacional, hace que el Aeropuerto de Zaragoza sea un activo estratégico “de primer orden”. De ahí la necesidad de la conectividad internacional.

Nueva sociedad

La sociedad de Promoción de Actividades Aeroportuarias, con un capital inicial de 60.000 euros y vocación de atraer a cualquier agente interesado en participar en el desarrollo de los aeropuertos aragoneses, estará operativa la próxima semana.

Ésta permitirá incluir en el accionariado a los que quieran participar, abarca al conjunto de Aragón, se abre a los vuelos comerciales de carga, y se financiará en vez de con ampliaciones de capital con aportaciones de los socios voluntarias (públicos o privadas).

La nueva empresa subroga los contratos de la anterior PAZ (Sociedad de Promoción del Aeropuerto de Zaragoza), la promoción publicitaria y los vuelos seguirán realizándose. Por otro lado, las deudas que tiene la sociedad se quedan a cargo de la Corporación Empresarial Pública. Los acreedores principales son Ryanair, Air Nostrum y Wizz Air.

El Gobierno de Aragón ha remitido una carta al Ayuntamiento de Zaragoza para que pague lo que debe (el Consistorio formaba el 50% del accionariado de PAZ y en el verano de 2011 mostró su intención de dejar la sociedad que ha obligado a su disolución, dejando deudas y compromisos así como sin hacer frente a obligaciones de 2,2 millones de euros de una ampliación de capital de 2010 ni los pasivos de 2011, que tuvo que abonar la DGA), lo que de darse permitiría la viabilidad de la sociedad con un patrimonio de 1,7 millones de euros.

Los objetivos de la nueva sociedad incluyen aumentar el número de proveedores de servicios, reducir la promoción por pasajero hasta eliminarla, apoyar exclusivamente las conexiones internacionales y la apertura a la colaboración con los agentes sociales.


Editorial: La unión hace la fuerza

Más en ECONOMÍA