Stellantis Figueruelas vuelve al trabajo con vistas a la producción de vehículos eléctricos

Stellantis
photo_camera Los más de 5.000 trabajadores vuelven a la fábrica tras tres semanas de vacaciones.

La planta de Stellantis en Figueruelas ya vuelve a estar a pleno rendimiento con sus más de 5.000 trabajadores después de tres semanas de vacaciones. Así, este domingo ya ha arrancado el turno de noche a las 22.00 horas, que es flexible en las dos líneas, seguido por el de mañana (ambas líneas) y el de tarde (ambas líneas). Se recupera así la producción de los vehículos que, por el momento, salen de la cadena de montaje: el Opel Corsa y su versión eléctrica Opel Corsa-e, el Citroën C3 Aircross y el Opel Crossland X. Como retos para esta nueva temporada, el presidente del Comité de Empresa, Rubén Alonso, apunta hacia el fin de la crisis de abastecimiento que provocó la pandemia y que permitirá una vuelta a la normalidad al 100%, así como la producción del segundo modelo eléctrico confirmado, el Lancia Ypsilon.

Echando la vista atrás, la producción en Figueruelas ha estado marcada estos últimos años por la crisis de abastecimiento, principalmente de semiconductores, debido a las dificultades que trajo la pandemia para importarlos desde países asiáticos. Una problemática que ha provocado varios paros en la planta e incluso se llegó a suspender el turno B de la línea 1, que ya se ha recuperado. Alonso espera dejar atrás esta crisis y afirma que así lo aseguran desde la empresa.

“No podemos garantizar al 100% que está solucionado porque en cualquier momento podemos tener una crisis de desabastecimiento, pero la previsión con la que estamos trabajando y la que nos trasladan desde la dirección, es que se está garantizando el suministro”, ha indicado el presidente del Comité. Por ello, y debido a estas buenas previsiones, ya se han establecido jornadas adicionales para este viernes 25 en turno de noche y este sábado 26 en turno de mañana, así como para el sábado 2 de septiembre.

LA LLEGADA DE NUEVOS MODELOS ELÉCTRICOS GARANTIZA EL FUTURO DE LA FÁBRICA

Otro de los retos que afronta Stellantis Figueruelas es el arranque de la producción de un nuevo modelo eléctrico a partir de abril de 2024, el Lancia Ypsilon. Este se producirá en exclusiva en la planta zaragozana y, como ha indicado Alonso, se trata de “un modelo premium que pone de manifiesto la calidad con la que se trabaja”. “Esperemos que mantenga el empleo que tenemos en la actualidad y que incluso pueda subirlo”, ha señalado.

Además, se espera que llegue otro modelo eléctrico a la planta, que, a falta todavía de confirmación oficial por parte de la empresa, se trataría del Peugeot e-208. Después de una polémica por la posible fabricación del modelo en Francia, desde el Gobierno de Aragón aseguraron que se ensamblaría en Figueruelas, e incluso se ha visto en pruebas por la fábrica. De ser así, se aseguraría el futuro de la planta con la producción de tres vehículos eléctricos, ya que el Citroën y el Crossland tienen como fecha de caducidad 2024.