Stellantis ya ensambla 150.000 baterías eléctricas mientras urge las ayudas para la gigafactoría

El presidente de Aragón, Jorge Azcón, ha visitado la planta de Figueruelas, en donde ha reclamado "justicia y rapidez" para la llegada de fondos para la gigafábrica de baterías
azcon-stellantis
photo_camera Azcón se ha comprometido a “arrimar el hombro” para favorecer la instalación de la gigafábrica de baterías en territorio aragonés

La planta de Stellantis en Figueruelas sigue avanzando en su electrificación y ya ha ensamblado más de 150.000 baterías en sus dos modelos eléctricos, el Opel Corsa y el Peugeot 208, además del Citroën C4 de Madrid, y se le sumará en próximas semanas el Lancia Ypsilon. Una planta que quiere dar nuevos pasos en su futuro después de producir más de 15 millones de unidades de 20 vehículos distintos, de los que el 90% se venden fuera de España.

Pero el futuro pasa por evolucionar, y, traducido al idioma de la automoción, por descarbonizar la industria y lograr la producción de coches eléctricos a un precio accesible, máxime cuando la Unión Europea prohibirá la venta de vehículos de gasolina en 2035. “Estos nuevos requerimientos implican una tremenda aceleración desde el punto de vista industrial. Necesitamos conseguir una electrificación del 100% de los modelos con nuevas plataformas eléctricas”, ha subrayado este viernes el director de la planta de Figueruelas, José Luis Alonso.

Por ello, Stellantis tiene pendiente de confirmar la adjudicación a Figueruelas de la plataforma STLA Small, clave para la llegada de nuevos modelos y el futuro de la fábrica a corto y medio plazo. La compañía cuenta con 54 millones de euros del Perte del vehículo eléctrico recientemente asignados, además de otros 10 del Gobierno de Aragón, para asumir la gran inversión que generaría este proyecto.

alonso-stellantis
El director de la planta requiere que Figueruelas mantenga su nivel de competitividad para optar a nuevas plataformas eléctricas

Para que se lleve a cabo esta adjudicación, el director de la planta requiere que Figueruelas logre “mantener su nivel de competitividad” y “hacer un gran esfuerzo en ahorro de costes”, lo que permitiría “generar una cifra de negocio y márgenes operaciones que permitan financiar esa transición manteniendo la actividad”. “La innovación, que no dejamos de impulsar, será una palanca fundamental para conseguir que el vehículo eléctrico sea asequible y se asemeje al de combustión”, ha incidido.

Porque uno de los grandes inconvenientes del coche eléctrico es su precio. No en vano, el coste del Peugeot 208 eléctrico es prácticamente el doble que la versión de combustión, ambos ensamblados en las líneas de Stellantis en Figueruelas, con la aparición de vehículos procedentes de China impactando en el mercado. “Si la administración pública incentivando su compra con planes de ayuda más operacionales, una nueva fiscalidad ventajosa, el desarrollo de infraestructura de recarga, y el apoyo a las inversiones necesarias, probablemente consigamos mantener el liderazgo. Si estas no son las condiciones, se generaría un enorme riesgo a la actividad”, ha afirmado Alonso.

stellantis-visita
La compañía no ha permitido que los medios graben la visita del presidente por las instalaciones

AZCÓN EXIGE “JUSTICIA Y RAPIDEZ” EN LAS AYUDAS DEL MINISTERIO

El director de la planta ha hecho estas declaraciones durante la visita del presidente de Aragón, Jorge Azcón, a la planta, su primera como máximo responsable del Ejecutivo autonómico. Una factoría que, como ha afirmado, es el “buque insignia” de la automoción aragonesa, con 5.000 puestos de trabajo y generando otros 25.000 en las empresas auxiliares y el ecosistema de la Comunidad.

En el horizonte de todos está la posible instalación de una gigafactoría de baterías, para la que, según Azcón, Figueruelas es la única opción contemplada en España, pero, para ello, es necesario que el Ministerio de Industria otorgue nuevos fondos del Perte VEC. “Aragón no quiere ser ni más ni menos que nadie, pero las ayudas que han sido dadas en otras autonomías para la construcción de gigafatorías deben ser las mismas que se den aquí”, ha reclamado.

stellantis-azcon
Azcón se ha comprometido a “arrimar el hombro” para favorecer la instalación de la gigafábrica de baterías en territorio aragonés

Desde el Ministerio, tanto el exministro Héctor Gómez como el actual responsable, Jordi Hereu, han trasladado su disposición a favorecer la instalación del proyecto de Stellantis, pero apenas se les adjudicaron 60 millones para una inversión milmillonaria, similar a la de Volkswagen en Sagunto, que contó con 400 millones públicos. “Agradezco las palabras, pero agradeceremos los hechos. Es bueno que las palabras sean de colaboración, cooperación y empuje, pero ha llegado el momento de tomar decisiones. La economía no quiere esperar. Stellantis está dispuesta a iniciar las inversiones, pero falta que se distribuyan las ayudas, y ya vamos tarde”, ha añadido el presidente aragonés.

En esa colaboración entre instituciones, Azcón se ha comprometido a “arrimar el hombro” para favorecer la instalación de la gigafábrica de baterías en territorio aragonés. Ya lo ha hecho con la asignación de 10 millones de euros para la plataforma STLA, y no tiene dudas de que seguirá haciéndolo si es necesario. “El Gobierno es consciente de que lo tendrá que seguir haciendo. Vamos a seguir arrimando el hombro para que Stellantis siga haciendo un trabajo como el que lo hace. Los coches van a ser eléctricos, y van a necesitar baterías. Si no se construyen fábricas de baterías, las plantas desaparecerán. Nos jugamos muchísimo”, ha advertido.

Más en ECONOMÍA