Los sindicatos vaticinan una pérdida de hasta mil trabajadores de la DGA en 2012

Los portavoces sindicales de UGT y CCOO han vaticinado una pérdida de empleo público que podría llegar hasta los mil trabajadores. Los sindicatos exigen al Gobierno autonómico que convoque una mesa de negociación para explicar los recortes. Además, también han apuntado que la DGA necesita más autonomía del Gobierno central.

Zaragoza.- UGT y CCOO vaticinan una pérdida de hasta mil trabajadores dependientes de la DGA, excluyendo los despidos de Educación, Sanidad y Justicia. “Con los datos que ahora mismo tenemos se perderán 500 empleos en un ejercicio económico y si se confirman nuestras peores sospechas se podría elevar esa cifra hasta mil puestos de trabajo”, ha afirmado el secretario general de Servicios Públicos de UGT Aragón, Daniel Alastruey.

“En estas pocas semanas, y sin comunicarlo a los sindicatos, el Gobierno de Aragón se ha cargado 220 empleos, lo que representa un 2% de su personal”, ha puntualizado Alastruey. Además, ha asegurado que la DGA ha aplicado la reforma laboral despidiendo trabajadores fijos. “Hay tres trabajadores del parque deportivo Ebro que cuando se cierre el recinto no se les ubicarán dentro de la Diputación”, ha explicado, “es la primera vez en la historia que se despide a trabajadores fijos”.

Esta posible pérdida de empleo ha hecho pensar a los sindicatos que el Gobierno autonómico está aplicando todos los recortes que vienen del Gobierno central “no tiene autonomía y hay un oscurantismo de comunicación”, ha asegurado el coordinador del sector económico de CCOO, Julio Moreno. “O el Gobierno ha mentido o no tiene voluntas de aplicar su propio presupuesto”, ha añadido.

Los sindicatos proponen una mesa de negociación para explicar estos despidos. “Si no hay respuesta por parte de la DGA habrá una movilización conjunta”, ha explicado Daniel Alastruey. Además, van a proponer una movilización conjunta para que el Gobierno vea la resistencia de los trabajadores.

Estos recortes en empleo serían en sectores de investigación y desarrollo (en materia biosanitaria y en investigación agraria); en los servicios públicos de empleo (Inaem y centros de FP); y en servicios sociales, culturales y deportivos (ley de la dependencia, programas de exclusión, centros deportivos y residencias). “Los ciudadanos no notarán estos recortes como lo pueden hacer en materia de Educación o Sanidad, pero estos servicios públicos son esenciales”, ha puntualizado Julio Moreno.