Samper intensificará las relaciones entre la consejería y la Facultad de Veterinaria

El consejero ha recordado que uno de sus objetivos siempre ha sido “elevar la alimentación a nivel de sanidad y educación”
photo_camera El consejero ha realizado una visita por las distintas instalaciones de la Facultad de Veterinaria.

Intensificar y mejorar las relaciones entre la Consejería de Agricultura, Ganadería y Alimentación del Gobierno de Aragón y la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza ha sido el objeto de la reunión que han mantenido esta mañana el consejero Angel Samper, la decana de la Facultad de Veterinaria, Cristina Acín, y el director general de Calidad y Seguridad Alimentaria, Fernando Laguna. El consejero ha realizado una visita por las distintas instalaciones de la Facultad para conocer de primera mano los trabajos que allí se llevan a cabo.

El consejero ha recordado que uno de sus objetivos siempre ha sido “elevar la alimentación a nivel de sanidad y educación”, y por ello, expresa, es necesario mantener relaciones con la Facultad de Veterinaria, donde se produce el “maridaje y control”. Para ello, tiene que haber una “conexión entre todos los activos que hay en Aragón en relación con la alimentación e investigación”, ha apuntado Samper, señalando especialmente a todos los departamentos de la Función Pública y competencias de otras consejerías.

La interrelación entre ambas instituciones ya existía con anterioridad. Sin embargo es en estos próximos cuatro años cuando se va a intensificar, ha indicado Samper. Para que la apuesta sea real, cuenta, tiene que haber una “implicación presupuestaria” y una “captación de recursos de los fondos europeos”, aspectos que van a seguir existiendo. Además, apunta a una implicación dentro del propio sector que se “tiene que involucrar también de alguna forma presupuestariamente para elevar las cuestiones que al sector le preocupan, como en materia de cereales, de porcino, de ganadería extensiva o de trufa”.

Por su parte, la decana de la Facultad de Veterinaria, Cristina Acín, ha aprovechado la reunión con el consejero para resaltar que son una facultad “pionera” no solo en docencia, sino también en investigación. La Facultad tiene grupos de investigación “muy potentes” a través del Instituto Agroalimentario de Aragón, del que forman parte alrededor de 360 investigadores o del Instituto de Ciencias Ambientales.

La decana ha denunciado también las deficiencias que existen en algunas infraestructuras. Tienen que acometer reformas en el Edificio de Clínicas que pueden costar en torno a cinco o seis años dentro de un proyecto que se encargará de reconstruirlo con un presupuesto de siete millones de euros. El nuevo edificio albergará institutos de investigación y otras zonas para los estudiantes. Asimismo, ha señalado la importancia del sector porcino en Aragón y por ello pide tener una infraestructura en la Facultad para poder enseñar a los alumnos, sin necesidad de tener que hacer prácticas externas.

Más en ECONOMÍA