Saica opta a fondos europeos con un proyecto de cien millones para descarbonizar su producción

El proyecto está pendiente de la adjudicación de fondos europeos y ya ha recibido el apoyo del Gobierno de Aragón con la declaración de interés autonómico
IMG_0033
photo_camera La apuesta por el uso de energía renovable evitaría las emisiones de 320.000 toneladas de CO2

La compañía Saica ha diseñado un proyecto para descarbonizar todo su proceso de papel reciclado en su planta de El Burgo de Ebro mediante una inversión de 101,5 millones de euros que permitirá crear 440 puestos de trabajo directos e indirectos. La multinacional aragonesa opta a fondos europeos a través del Perte y ya ha obtenido la declaración de interés autonómico del Gobierno de Aragón, lo que le permitirá agilizar los plazos y trámites administrativos.

La inversión consiste en el desarrollo de un proyecto integral de descarbonización, con seis iniciativas primarias vinculadas de manera directa en la planta de fabricación de papel de la multinacional. Está factoría tiene tres máquinas de fabricación de papel, que producen 1,3 millones de toneladas anuales de papel 100% reciclado y reciclable para embalaje. Además, se incluyen varias acciones cuyo objetivo es conseguir una transformación integral en la estrategia en energética, a través de la mejora de la eficiencia y la reducción de consumo de Gas Natural.

La vicepresidenta y consejera de Economía, Mar Vaquero, ha destacado la apuesta de Saica por la “prosperidad” y el “talento aragonés”, “traspasando generaciones” durante sus años de vida. “Es una importante dimensión en la actividad de una empresa comprometida con la sostenibilidad. Este proyecto merece el apoyo del Gobierno de Aragón”, ha incidido la portavoz del Ejecutivo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno donde se le ha otorgado la declaración de interés autonómico.

Las principales actuaciones son la puesta en marcha de una central de generación de energía a partir de biomasa, con una producción de vapor superior a las 700.000 toneladas al año; la implantación de una planta de preparación de biomasa, que tratará 161.000 toneladas al año; el montaje de una turbina de vapor de contrapresión que se colocará en la planta de valorización energética actual y, por último, la puesta en funcionamiento de una caldera de biogás con capacidad para valorizar el biogás generado en la planta de tratamiento y depuración de aguas de la fábrica.

Desde Saica indican que la apuesta el uso de energía renovable se produce en detrimento del consumo final de gas natural. Así, se reducirán las emisiones de 320.000 toneladas de CO2 con respecto a 2022, lo que representa una disminución de 53% de emisiones de alcance gracias a las diferentes soluciones energéticas.