Las rutas aéreas internacionales aumentan en 40.000 los turistas extranjeros en 2011

Los aeropuertos con conexiones internacionales suponen motores de desarrollo para las ciudades en las que se encuentran. Y es que la implantación de las líneas “low cost” en Zaragoza, eleva el número de usuarios del aeropuerto a 750.000 en 2011. Además, han aumentado en unos 40.000 los turistas extranjeros anuales.

Zaragoza.- Unos 750.000 pasajeros hicieron uso, en 2011, del aeropuerto de Zaragoza. Y es que un estudio desprende que la existencia de un aeropuerto con conexiones internacionales es clave para atraer inversiones extranjeras. El documento indica que, desde que están en funcionamiento las rutas aéreas internacionales, han aumentado en 40.000 los visitantes de fuera del país. Además, se acercan a los 50.000 turistas anuales en el total de Aragón que suponen varios millones de euros anuales de gasto.

Son datos que se han presentado en con el informa “Impacto socioeconómico en Aragón y en el área metropolitana de Zaragoza de las conexiones aéreas con otras ciudades europeas”.

El director del estudio y titular del Departamento de Dirección y Organización de Empresas de la Universidad de Zaragoza, Jorge Rosell, ha apuntado que las líneas de bajo coste cuentan con elementos positivos para la zona. Entre ellos, suponen un “efecto llamada” para otras rutas y compañías. Además, ha señalado Rosell, “reduce los precios de las líneas tradicionales y revitalizan los aeropuertos secundarios”.

En cuanto al perfil del usuario, y según los resultados obtenidos en las encuestas realizadas en noviembre de 2011, más de la mitad son pasajeros de entre 20 y 39 años, empleados de cuenta ajena y también más de la mitad cuentan con estudios superiores.

El informe también recoge el objetivo de los viajes. De esta forma, una cuarta parte son desplazamientos obligados por negocios, la mitad son viajes de vacaciones y otra cuarta parte por motivos personales, entre los que destacan los estudios.

Además, el mantenimiento de ayudas institucionales para que sigan operando líneas aéreas de bajo coste tiene beneficiarios indirectos. En primer lugar el sector turístico de la ciudad de Zaragoza con la llegada de turistas extranjeros (la mayoría el 60% pernoctan en la ciudad) y su gasto podría ser incluso de decenas de millones de euros anuales; también beneficioso para los emisores de paquetes turísticos que pueden ampliar su oferta turística a precios muy competitivos, aumentando su cuota de mercado.

Un tercer beneficiario es el propio aeropuerto de Zaragoza que puede logar un mayor aprovechamiento económico de sus instalaciones gracias al mayor número de pasajeros y de operaciones y finalmente las empresas que pueden disponer de mejores conexiones internacionales con áreas de negocio, lo que puede suponer una reducción de la duración total de sus viajes laborales (menos pernoctaciones), y por lo tanto un menor consumo de tiempo de su personal más cualificado.

En este estudio también se destaca que las ayudas públicas se están demostrando eficaces especialmente en el Aeropuerto de Zaragoza porque están contribuyendo a crear una demanda que en un periodo determinado de tiempo puede llegar a ser autónoma. Así, el importe total de las ayudas está decreciendo, pasando en importe absoluto del entorno de los 8,5 millones de euros a alrededor de 4,4, desde 2007 a 2011.

Asimismo, el número de pasajeros está creciendo en ese periodo, reduciéndose de manera drástica el importe de la subvención por pasajero, que ha pasado de 16,5 a 6,5 euros. Una cifra muy alejada a la de otras comunidades autónomas como Castilla y León cuya subvención por pasajero es de 30 euros (año 2011) o Castilla-La Mancha con 132 euros por pasajero.


Editorial: Que sigan despegando los vuelos baratos

Más en ECONOMÍA