El presidente de Cepyme Aragón pide a Lambán sanciones contra la morosidad de la gran empresa a pymes

El presidente de Cepyme, Aurelio López de Hita, ha valorado positivamente la reunión con el Gobierno de Aragón, con el que hacía cinco años que no se reunía. Así, ha advertido a Lambán que existen problemas de morosidad, no tanto con las adminsitraciones, sino con la gran empresa. Por lo que pide que se apliquen sanciones.

Zaragoza.- El presidente de Cepyme, Aurelio López de Hita, ha asegurado que valoran positivamente que el Gobierno de Aragón tenga una actitud de diálogo ante las inquietudes que les han trasladado desde la Confederación este viernes. Entre ellas, De Hita ha advertido de los problemas de la morosidad con la gran empresa y pide que se apliquen medidas sancionadoras.

"Las pymes van a remolque de las grandes empresas, pero no de las administraciones, que hay que decir que en este aspecto han hecho sus deberes, sino de la gran empresa", ha lamentado De Hita, quien ha añadido que estas empresas pagan a 180 o 200 días y que tratan de paliar esa actitud dando a los 30 días un "confirming", pero que no resuelve un problema "muy grave".

Ante esto, Cepyme Aragón ha pedido a Aragón que se apliquen las medidas sancionadoras que existen en Aragón por no cumplir la Ley de Morosidad. También le han pedido que se estudie las campañas de promoción turística, las peculiaridades de una provincia "tan complicada" como es Teruel y, en definitiva, que "se cuente siempre con la opinión de la ciudadanía expresada a través de sus asociaciones empresariales y sindicales".

Cepyme Aragón, que llevaba sin reunirse con el Gobierno de Aragón cinco años, planteará propuestas concretas durante las Mesas de Diálogo Social, pero en esta primera toma de contacto le han trasladado al presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Economía, Marta Gastón, los problemas de fiscalidad por los que pasan las pymes actualmente.

Desde el inicio de la crisis, el 23% de las pymes en Aragón desaparecieron, algo que afectó a cerca de 80.000 empresas, pequeñas en su mayoría. "Cuando una pyme desaparece arrastra al empresario, a la familia, a los trabajadores, a la cartera de cliente. En definitiva, es un pequeño desastre que sumado a otros muchos constituyen un gran desastre", ha lamentado.

La reactivación del consumo pasa por realizar campañas publicitarias, pero también por potenciar "la calidad, estabilidad y confianza política y social", tal como ha asegurado el presidente, quien afirma que la falta de confianza empresarial repercute en los resultados de las pymes y en la calidad del empleo. "Si no hay seguridad en los empleos es muy difícil que se reactive el consumo", ha sostenido.

De Hita ha recordado que el tejido empresarial está compuesto fundamentalmente por pymes que son "las que crean empleo y riqueza, dan estabilidad y estructuran Aragón". Pero éstas han sufrido problemas que les ha llevado a necesitar una renovación que tenga en cuenta los valores de la pyme: el esfuerzo, la solidaridad, contar con el entorno y crear riqueza.

El Gobierno abierto al diálogo

En este sentido, el presidente de Cepyme ha considerado que todo esto "será más fácil" si se aúna esfuerzos y si el Gobierno hace partícipes a todos de sus directrices. Algo que ha opinado que está realizando, puesto que ha afirmado que no es la primera vez que habla con la consejera y cree que "tiene una gran capacidad de diálogo" y entiende que muchas cuestiones, como la minería, dependen de la política nacional.

Según el presidente de Cepyme, Lambán es consciente de que el aumento de impuestos representa un problema grave y en el momento que se pueda se intentará paliar.

"Son conscientes de la dificultad de la situación, nos ha arrastrado un tsunami económico, político y social muy grave. Pero si hay diálogo yo entiendo que se puede mejorar y la actitud es muy positiva, muy considerada hacia las pymes y hasta ahora nos ha dado pruebas de ello", ha concluido.

Más en ECONOMÍA