Planes específicos y flexibilizar los horarios: formas de evitar el estrés térmico en el trabajo

Las consecuencias de trabajar con altas temperaturas son, en el caso más leve, fatiga o dolor de cabeza mientras que en el más grave, la muerte por golpe de calor
estres-termico
photo_camera Los sectores más propensos a sufrir este estrés técnico son los que están relacionados con el trabajo al aire libre

Con la llegada de la época estival y la subida de los termómetros, que la semana pasada ya alcanzaron los 36 grados en algunas zonas de Aragón, Comisiones Obreras ha lanzado una campaña de actuaciones frente a riesgo de estrés térmico. El sindicato alerta que “un elevado número de trabajadores realizan su labor soportando las altas temperaturas sin la debida protección, por lo que sufren una sobrecarga térmica poniendo en grave riesgo su salud”.

El secretario de salud laboral de CCOO Aragón, Luis Clarimón, ha detallado que para esta campaña se ha elaborado una guía de información, un millar de folletos y una infografía online que recoge una serie de consejos e indicaciones, que se difundirá entre todos los afiliados y a los delegados de prevención. Además, se han remitido escritos a los ayuntamientos para que apliquen las medidas pertinentes principalmente en las empresas subcontratadas.

SECTORES Y SÍNTOMAS POR TRABAJAR A ALTAS TEMPERATURAS

Los sectores más propensos a sufrir este estrés técnico son los que están relacionados con el trabajo al aire libre, como agricultura y ganadería, limpieza urbana, hostelería, construcción o montaje. Por otro lado, las consecuencias de trabajar con altas temperaturas son, en el caso más leve, fatiga, dolor de cabeza, mareos, calambres, desmayos o deshidratación mientras que el extremo más grave puede ser la muerte por golpe de calor.

Precisamente, como han recabado desde el sindicato, en 2022 nueve personas murieron en España por golpe de calor, una de ellas en la provincia de Teruel que pertenecía al sector de la construcción. En 2023 fueron también nueve muertes a nivel nacional, ninguna en Aragón, aunque Clarimón ha denunciado que se registraron nueve accidentes laborales por calor, uno en Huesca y ocho en Zaragoza, aunque la cifra “sería mucho mayor si se contemplaran debidamente”.

NECESIDAD DE QUE SE CUMPLA LA LEGISLACIÓN VIGENTE

También ha incidido en la necesidad de que se cumpla el Real Decreto- Ley 4/2023 del 11 de mayo que refuerza la legislación en materia de prevención de riesgos laborales frente a temperaturas extremas. Esta permite la prohibición de desarrollar ciertas tareas, así como la adaptación de las condiciones de trabajo y la reducción o modificación de las horas de jornada. Para CCOO “no se está cumpliendo” y que "muchas empresas carecen de planes específicos”.

Unos planes que deberían contemplar, entre otras, la posibilidad de flexibilidad horaria o el establecimiento de un sistema de información en base a las alertas que emite la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y el Ministerio de Sanidad para poder planificar con antelación los trabajos del día a día cuando haya altas temperaturas. En caso de incumplimiento de cualquiera de las medidas y prevenciones, el sindicato insta a denunciar a Inspección de Trabajo.

¿QUÉ HACER FRENTE AL RIESGO DE CALOR EN EL TRABAJO?

  1. Identificar los puestos de trabajo con riesgo de exposición a altas temperaturas, contemplando todas las posibles tareas y situaciones de trabajo.
  2.  Evaluar el riesgo y elaborar un plan de acción específico para el calor.
  3. Planificar las medidas preventivas con anticipación, antes de la temporada veraniega, y debe permitir la adaptación rápida e inmediata de la forma de trabajar.
  4. Formar e informar a los trabajadores y a los mandos sobre el riesgo y las medidas preventivas adoptadas, instrucciones y procedimientos de trabajo seguros, el uso de equipos de protección individual y los primeros auxilios a adoptar en caso necesario.
  5. Incorporar las medidas organizativas y técnicas necesarias para reducir la exposición como la rotación de trabajadores, la disminución de la carga de trabajo, la redistribución de la jornada y de las tareas, planificar descansos y si es necesario incrementar las pausas en ambientes frescos, suministrar agua y otras bebidas frescas no alcohólicas, no trabajar en solitario etc.
  6. La empresa debe proporcionar a los trabajadores ropa adecuada, ligera, no voluminosa y que no dificulte sus movimientos, proteger la cabeza con gorro o sombrero y proporcionar cremas de protección solar en caso de exposición directa al sol. También es aconsejable valorar la protección ocular.
  7. Establecer y planificar la vigilancia de la salud y los primeros auxilios.
  8. Entrenar a los trabajadores expuestos sobre como reconocer los síntomas de alerta por golpe de calor, en ellos mismos y en sus compañeros.
  9. En caso necesario hay que considerar la paralización del trabajo y denunciar ante Inspección de Trabajo, al suponer una exposición a un riesgo grave e inminente.
  10. Contar con la participación de los trabajadores y/o de sus representantes en la gestión del riesgo.
  11. Limitar las tareas pesadas que requieran un gasto energético elevado, proporcionando ayudas mecánicas para la manipulación de cargas o herramientas que faciliten el trabajo.