AYUDA AL ALQUILER

El Plan Aragonés de Vivienda destinará 14,6 millones de euros a ayudas al alquiler

El Plan Aragonés de Vivienda 2014-2016 incluye 13,3 millones de euros para ayudas al alquiler, que se complementan con un programa transitorio dotado con 1.300.000 euros que se abonarán este mismo año. El plan también contiene medidas para fomentar la rehabilitación de edificios y la renovación urbana. En total, se invertirán 40 millones.

Zaragoza.- El Plan Aragonés de Vivienda 2014-2016, que este martes ha sido presentado por el Gobierno autonómico ante el Foro de la Vivienda, incluye seis programas diferenciados con una financiación total de 40 millones de euros para estos tres años. Uno de ellos, centrado en las ayudas al alquiler para inquilinos con rentas bajas, se complementará con un plan transitorio y en total se destinarán 14,6 millones de euros para este fin.

El programa de ayuda al alquiler de vivienda incluido en el plan plurianual cuenta con un presupuesto de 13.389.516 euros que se repartirán de la siguiente forma: 3,9 millones en 2014 para subvencionar 1.625 viviendas; 4,8 millones en 2015 para 1.994 viviendas, y 4,7 millones durante el último año del plan para 1.960 viviendas subvencionadas.

El objetivo de este programa es facilitar el acceso y la permanencia en una vivienda en régimen de alquiler a sectores de población que tengan dificultades económicas. Podrán ser beneficiarias, por tanto, personas con un límite de ingresos menor que tres veces el IPREM (es decir, inferior a unos 19.170 euros anuales). Con estas ayudas se cubrirá el 40% de la renta, para alquileres de un máximo de 600 euros mensuales. La subvención podrá prorrogarse hasta 2016 y tendrán preferencia los afectados por procedimientos de desahucio.

Por otra parte, de forma complementaria a este programa y al Plan Aragonés de Vivienda, el Ejecutivo autonómico prepara otra convocatoria de ayudas al alquiler en 2014, por un importe de 1.300.000 euros. “En previsión de que la tramitación administrativa retrase un poquito las ayudas del plan, como de hecho está ocurriendo, vamos a hacer un programa transitorio, cuya convocatoria está ya firmada y a punto de publicarse en el Boletín Oficial de Aragón”, ha señalado el consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes, Rafael Fernández de Alarcón, durante la presentación del plan.

En este caso, los beneficiarios no podrán tener unos ingresos superiores a 2,5 veces el IPREM (unos 16.000 euros anuales) y la subvención cubrirá hasta el 50% de la renta, dependiendo de los ingresos.

El Plan Aragonés de Vivienda incluye además un programa de fomento del parque público de vivienda protegida para alquiler sobre suelos o edificios de titularidad pública, dotado con 2,5 millones de euros, del que podrán beneficiarse organismos públicos, fundaciones y asociaciones de utilidad pública, ONG y empresas privadas con derecho de superficie.

Rehabilitación de edificios

El Plan Aragonés de Vivienda 2014-2016 incluye, además de los programas destinados a fomentar el alquiler, otros cuatro dirigidos esencialmente a la rehabilitación de viviendas: fomento de la rehabilitación edificatoria (15,9 millones de euros entre los tres años), regeneración y renovación urbanas (siete millones), apoyo a la implantación del informe de evaluación de los edificios (700.000 euros) y fomento de ciudades sostenibles y competitivas (dirigido a los ayuntamientos, con una dotación de 300.000 euros).

El estudio previo sobre el estado de los edificios ya puede realizarse y todos los que estén elaborados serán subvencionables en cuanto se firme el plan con Fomento, algo que sucederá previsiblemente en Semana Santa, según el consejero. El resto de ayudas podrían estar disponibles a partir de mayo.

En total, el plan autonómico contempla una inversión de unos 40 millones de euros, de los que el Ejecutivo autonómico aporta 9,1 millones y el Ministerio de Fomento los 30 millones restantes. Es un presupuesto mayor al de otros periodos, tal y como ha indicado Fernández de Alarcón, ya que en los últimos nueve años (2005-2013) se han invertido, en total 53 millones de euros.

El objetivo, además de facilitar el acceso a la vivienda, es dinamizar la economía y generar empleo, apoyando las pretensiones de las leyes estatales vinculadas al sector e incentivando al sector privado para reactivar la construcción.

El consejero de Vivienda ha destacado, además, que se establecen compromisos presupuestarios hasta 2016, basados en un “escenario realista” que permitirá su cumplimiento. En ese sentido, Fernández de Alarcón ha reconocido que en programas anteriores no había ese mismo compromiso y ha anunciado que los 15,6 millones que el Ministerio de Fomento adeuda al Gobierno de Aragón para terminar de ejecutar el programa del año pasado llegarán en las próximas semanas. De esta forma, los beneficiarios recibirán las subvenciones que aún no hayan sido abonadas antes del verano.