El origen aragonés de las pistas de atletismo que vieron "volar" a Usain Bolt

Mondo es el punto de origen de gran parte de los escenarios en los que las estrellas de los Juegos Olímpicos de las últimas décadas han firmado sus grandes momentos. A través de sus fábricas en Zaragoza y Borja, la multinacional italiana factura entre 25 y 30 millones de euros. Para adelantarse al futuro defienden su trabajo en innovación.

Zaragoza.- El suelo londinense sobre el que España puso contra las cuerdas a Estados Unidos y su supremacía en el baloncesto olímpico, la colchoneta sobre la que Yelena Isinbayeva derramó sus lágrimas al ganar su medalla de Oro en Atenas 2004 o la pista de Rio de Janeiro sobre la que Usain Bolt voló por enésima vez. Todos esos elementos tienen un nexo común: su origen está en Aragón, en las instalaciones de Mondo Ibérica.

Estas forman parte de la delegación española de la multinacional italiana Mondo, que nació en Zaragoza en 1988 coincidiendo con la inminente celebración de las Olimpiadas de Barcelona 92 y dado su papel de suministrador oficial de materiales. En la actualidad, desde sus centros en la Comunidad la compañía se encarga de "la fabricación y comercialización de productos de equipamiento deportivo como pavimentos deportivos de atletismo, pabellones y salas exteriores, la fabricación de césped artificial para fútbol, rugby, y superficies para tenis y pádel, e incluso una línea de negocio de césped decorativo", detalla el director comercial Mariano Chicot.

Dentro de su ingente cantidad de productos realizados también se encuentran desde las vallas de las pistas de obstáculos, colchonetas de caída, saltómetros de pértiga, canastas, porterías de balonmano, cortinas, asientos e incluso graderíos. A todos ellos se añaden los fabricados dentro de su sección de electrónica, "que se abrió hace tres años y que se ha ido ampliando", y en la que se incluyen vídeo pantallas led para marcadores y visualizaciones", detalla.

Historia ligada a los Juegos

Para Chicot, el factor más importante para la evolución de la compañía ha sido "ser suministradores de equipamiento desde Atenas, incluidos los Paralímpicos". En este sentido recuerda que tras su trabajo en Londres, la labor desarrollada en Río ha sido "la culminación". Sin embargo, este responsable recuerda el trabajo continuo que desarrolla la enseña italiana y apunta como sus productos tienen "una participación importante en campeonatos mundiales, como el de Atletismo en pista cubierta de Portland".

La compañía fabrica un gran número de elementos para citas de alto nivel
La compañía fabrica un gran número de elementos para citas de alto nivel

Con vistas a abastecer toda esa demanda, Mondo Ibérica cuenta con dos plantas en Aragón. Mientras en la de Borja se localiza la fabricación de césped artificial (Mondo Tufting), en el polígono Malpica se encuentra la parte de equipamiento deportivo. En total, en sus instalaciones trabajan un mínimo de 130-140 personas. "Hablamos de mínimo porque en los momentos álgidos de producción, especialmente en césped artificial, podemos llegar a ser entre 30 o 40 más".

Es precisamente su base en la capital aragonesa la que "abastece los grandes eventos, como ha sido el caso de Río, además de las demandas de todos los pabellones e instalaciones que piden equipamiento". Es decir, desde Zaragoza se abastece a todo el grupo.

Investigación y actualización constante

En cuanto al ámbito de investigación, Mondo Ibérica diferencia dos áreas diferentes. Por una parte, según reconoce Chicot, la sede de Borja tiene "un potente equipo de investigación" para alcanzar "una constante evolución y conseguir nuevos productos, que es el día a día del sector". En este sentido apunta que "la evolución es el futuro".

De hecho en la actualidad esta planta, inaugurada en 2002, acoge el centro de I+D+i de todo el grupo italiano. "Tomamos la decisión de impulsar la fábrica y buscamos una localidad. Borja, además de plantear facilidades para instalarnos, nos daba algo que otros sitios no podían". Pero ese rasgo diferenciador viene no exactamente de la misma ciudad, sino de otro municipio cercano: "El cierre de Textil Tarazona, que realizaba moqueta, nos aportaba un personal con experiencia en algo muy similar a lo que queríamos hacer nosotros", asume Chicot.

El resultado fue que "en pocos meses pudimos hacer nuestro primer campo en césped artificial". En la actualidad, la fábrica ha aumentado sus posibilidades de capacidad productiva y lleva material hasta más de 60 países diferentes.

Por otra parte, en lo que se refiere al equipamiento, las exigencias son igual de altas pero en otros sentidos. "Tenemos que estar al corriente de las modificaciones de los organismos oficiales que tienen competencia en el mundo del deporte", asume el director comercial. Así, tienen que prestar atención tanto a reglamentos como a sugerencias de materiales a utilizar. "Para obtener las certificaciones de cada federación, tenemos que conocer todas esas novedades para nuestros productos", incide.

Mondo trabaja en adaptarse a los últimos cambios normativos
Mondo trabaja en adaptarse a los últimos cambios normativos

Planes de futuro

Con una facturación que oscila entre los 25 y 30 millones de euros, Chicot asegura que "estamos en una fase de estabilización, con una previsión de crecimiento ya para el año que viene". Asimismo, asume que "la crisis que hemos sufrido en el sector" ha influido en los últimos tiempos porque "al margen de la iniciativa privada, nuestra dedicación ha estado mayoritariamente ligada a lo público".

A su vez, Monto tiene previsto para los próximos meses el lanzamiento de "nuevos productos en césped artificial", así como "una evolución constante en lo que se refiere a electrónica, tanto de marcadores como pantallas", adelanta el responsable.

Para afrontar ese proceso para colocarse a la vanguardia del sector, Chicot señala que "estamos preparados y contamos con personal para la labor de investigación". De la misma forma, apunta a la importancia que tiene contar, además de con su propio centro de investigación, con "laboratorios externos como el Instituto Tecnológico de Aragón (Itainnova)".

Más en ECONOMÍA