Un movimiento ciudadano propone trece medidas para acabar con el hartazgo del medio rural

SOS Rural llama a la unidad de acción, coordinación y un plan de largo recorrido de todos los sectores implicados para evitar el colapso
campo
photo_camera La iniciativa quiere devolver la ilusión a la gente que trabaja en el mundo rural

“Queremos presentar una serie propuestas que vuelvan dar ilusión a la gente que trabaja en el medio rural y terminar con su hartazgo... En el paquete presentaremos una serie de medidas concretas de carácter fiscal para el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales y la España vaciada”, así ha presentado el secretario general de SOS Rural, Javier Poza, las trece líneas de actuación que consideran imprescindibles para poner a salvo la actividad económica y social de un ámbito rural en el que viven y trabajan nueve millones de españoles, y que se presentarán al medio rural aragonés en la Feria Internacional de la Maquinada Agrícola (FIMA) este martes.

sos rural
 Los representantes de este movimiento han presentado sus propuestas

Ese plan unitario que SOS Rural ha presentado contiene líneas de trabajo multidisciplinar. Entre ellas, garantizar la soberanía y seguridad alimentaria; el uso prioritario de las tierras agrícolas y pesquerías para la producción de alimentos; una PAC fuerte, capaz de adaptarse a la realidad de las explotaciones; una ganadería responsable y con futuro; una política pesquera de vanguardia; un marco regulatorio integral que proteja el medio rural y marino; una política medioambiental razonable; precios justos para productores y consumidores; una cadena alimentaria justa; una política hidráulica de Estado; una política comercial justa, con igualdad de trato y condiciones; la protección y fomento del patrimonio rural; que se incluya una pesca y caza tradicionales dentro de las estrategias de biodiversidad, y la defensa de una sociedad que no se resigna; es decir, un plan integral para la España vaciada.

Los representantes de este movimiento han señalado que llevarán estas demandas como "base" de todas sus actuaciones, tanto ante el Congreso de los Diputados como ante las instituciones europeas, ante las cuales SOS Rural ha organizado el germen de un movimiento paneuropeo con organizaciones similares de otros seis países para agrupar fuerzas.

PARTICIPACIÓN EN FIMA

En este sentido, han explicado que esta semana SOS Rural va a participar de forma activa en la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola, una de las más importantes del Europa, en la que recogerán firmas para hacer posible la puesta en marcha de la Iniciativa Legislativa Popular que SOS Rural presentó el pasado 29 de enero en el Congreso de los Diputados. Según ha explicado la portavoz nacional de SOS Rural, Natalia Corbalán, la ILP necesita 500.000 firmas para que la Cámara la considere como un anteproyecto de ley que prevé la protección del medio rural y del regadío. Esta iniciativa tendrá una próxima parada en la Comunidad Valenciana, también este mes de febrero.

Sobre las movilizaciones de la semana pasada y las anunciadas para los próximos días, SOS Rural se ha mostrado comprensivo sobre la frustración del campo, pero consideran necesario configurar un canal fiable para “canalizar este hastío de forma profesional, transversal y correctamente coordinado”. Según Corbalán, este movimiento que surgió hace once meses, busca “unir fuerzas y trazar un plan agricultores, ganaderos, pescadores y todos los sectores que sufren también en sus carnes el declive del sector primario: logística, turismo, energía, maquinaria, insumos o empleo rural. Cada uno tiene su papel”.

Sobre el papel de los sindicatos agrarios, SOS Rural ha explicado que no quiere competir con las OPAS, sino que quiere terminar con “las políticas que les aplican desde hace años, que vienen desde Bruselas, parlamentos nacionales, autonómicos… y que no han hecho más que maltratarnos”.