La modernización del regadío de Fraga, Velilla y Torrente de Cinca beneficiará a más de 1.500 regantes

La obra de modernización del regadío de Fraga, Velilla y Torrente de Cinca ya es una realidad. El proyecto es uno de los más ambiciosos de la Comunidad y ha implicado la mejora de 1.500 hectáreas. Está previsto que beneficie a unos 1.600 regantes de la zona. La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha inaugurado la infraestructura.

Velilla de Cinca.- Tras varios años de trabajos, la modernización de las huertas de los municipios de Fraga, Velilla de Cinca y Torrente de Cinca ha concluido. El proyecto, uno de los más ambiciosos de la Comunidad, ha supuesto mejoras para 1.538 hectáreas, de las que se han beneficiado 1.537 regantes dedicados a la producción del melocotón, pera, manzano y olivo.

Durante su inauguración, la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha destacado la importancia de la infraestructura y “su enorme potencial de crecimiento que dará a la Comarca”. Además, la presidenta ha subrayado que ha podido acometerse tras un trabajo “arduo y complejo”.

No en vano, la inversión de este proyecto, realizado a través de Sirasa, ha sido de 14,76 millones de euros, de los cuales un 65% han sido subvencionados con la línea de apoyo a la modernización de regadíos, que es “una de las principales apuestas” del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, tal y como ha recordado Rudi, para esta legislatura.

“El regadío y la agroindustria constituyen una de las líneas prioritarias que mi gobierno entiende que debe ser para el desarrollo estratégico de Aragón y le daremos toda la importancia e impulso político que merece”, ha insistido.

La ejecución de la obra sustituye el anterior riego a pie (por gravedad) por un sistema de riego a presión por goteo, lo que ha implicado la colocación de 327 hidrantes, dos captaciones de agua en el río Cinca y la Acequia Nueva, ocho equipos de bombeo, equipos de filtrado, dos balsas de regulación, 283 kilómetros de tuberías e instalación eléctrica en lugar de las acequias o brazales antiguos.

Rudi ha destacado que se trata de una de las “piezas de modernización clave” para Aragón por su “gran complejidad técnica, porque es una de las que más regantes ha beneficiado y por su alto importe y esfuerzo inversor”.

El regadío social de Mequinenza ya está operativo

Por otro lado, la presidenta, acompañada por el consejero de Agricultura, Modesto Lobón, y presidentes de la Comunidad de Regantes de la zona, han inaugurado el regadío social de Mequinenza: “El más importante de Aragón en cuanto a hectáreas e inversión económica se refiere”.

La obra, ejecutada por la Sociedad de Infraestructuras Rurales Aragonesa, ha supuesto la transformación de más de 1.530 hectáreas de 215 regantes, que a partir de ahora verán mayor rentabilidad en sus producciones de melocotón, cerezo, almendro y olivo.

La inversión ha sido de 19 millones de euros, de los cuales 14,8 son inversión pública y el resto aportación de la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza.

Las actuaciones se han centrado en la instalación de un sistema de riego por goteo que ha implicado la construcción de una obra de captación en el embalse de Mequinenza, una estación de bombeo directo, una balsa de regulación y una red de tuberías para el transporte del agua. Las obras también incluyen la instalación de los equipos de bombeo, equipos de filtrado y tomas de riego, además de la construcción de las instalaciones de eléctricas y telecontrol.

Más en ECONOMÍA