Los trabajadores de BSH retoman los paros ante el “bloqueo total” de la negociación del convenio

Desde el Comité exigen incrementos salariales del 5% para 2023 y del 4% en 2024 y 2025
photo_camera Desde el Comité exigen incrementos salariales del 5% para 2023 y del 4% en 2024 y 2025

Los 1.500 trabajadores de las plantas de BSH en Montañana y La Cartuja van a iniciar este martes una serie de paros en protesta al “bloqueo total” de la negociación del nuevo convenio colectivo. La plantilla critica la falta de disposición de la Dirección a acordar el nuevo marco laboral, pendiente desde el pasado año, acusándoles incluso de negarse a convocar nuevas reuniones después de un infructuoso encuentro el pasado viernes en el SAMA.

Uno de los principales puntos de conflicto es la subida salarial, que la empresa no quiere negociar a la espera de la reducción de jornada anunciada por el Gobierno de España. Desde el Comité exigen incrementos del 5% para 2023 y del 4% en 2024 y 2025, además de una paga extra en el momento de la firma de 600 euros. “Queremos una subida salarial acorde a las ganancias de la empresa. Venimos de una prórroga de convenio en la que hemos perdido poder adquisitivo”, ha explicado la presidenta del Comité, Ruth Urbano.

En este punto, la propuesta de la empresa se limita únicamente al 2023 y se basa en el convenio del metal, firmado el pasado verano, que recoge subidas anuales del 3% entre 2023 y 2025 y del 2,5% en 2026, lo que no cumple las expectativas de los sindicatos. “En el convenio del metal, el primer semestre de 2023 no tiene subidas, sino que lo contempla desde julio de 2023, y la paga son 400 euros a cobrar a final del convenio, en 2026”, ha expuesto Urbano.

Por este motivo, los trabajadores ya se concentraron este domingo en la plaza de España y realizarán paros en los tres turnos este martes 16 y jueves 18, además de los días 23 y 25 de la próxima semana. “El bloqueo es total. En diciembre nos dieron una alternativa a la que dijimos que no. Se niegan a negociar y a raíz de las movilizaciones todavía menos. No se abre la negociación”, ha lamentado la presidenta del Comité de Empresa.