Las mujeres aragonesas todavía cobran 5.520 euros al año menos que los hombres

De media, los aragoneses cobraron 22.731 euros en 2021, según los datos del Ministerio de Hacienda
photo_camera De media, los aragoneses cobraron 22.731 euros en 2021, según los datos del Ministerio de Hacienda

25.299 frente a 19.779 euros. Hasta 5.520 euros es la gran diferencia de sueldo que percibieron de media los hombres y las mujeres en Aragón, una brecha que, además, ha crecido respecto en un año, cuando la grieta era de 5.325, es decir, se ha disparado en 200 euros anuales. Es la cuarta comunidad con una mayor diferencia por género, solo por detrás de Madrid (7.971 euros de brecha), Asturias (6.251 euros) y Cataluña (5.568), y más de 500 euros por encima de la media nacional (4.999 euros).

Así lo muestran los datos publicados esta semana por el Ministerio de Hacienda, según los ingresos expuestos en las declaraciones de la Renta presentadas en 2022, es decir, con las nóminas de 2021. De media, los aragoneses cobraron 22.731 euros, que fueron 1.033 más que en un 2020 marcado por la pandemia y sus efectos económicos, con miles de aragoneses sufriendo las consecuencias económicas y laborales de la pandemia y los confinamientos.

En este contexto, el sueldo medio de Aragón es el quinto más alto de todo el país, sin contar País Vasco y Navarra, que no aparecen en los datos del Ministerio al tener una Hacienda foral propia. Madrid sería la comunidad con mayor salario, elevándose a los 29.447 euros, seguida de Cataluña (25.514), Ceuta (23.841) y Asturias (23.405). Con ello, la media española se sitúa en 22.781, 50 euros por encima de los datos de Aragón.

La brecha de salarios en Aragón también se encuentra en los datos por edad, ya que, mientras los jóvenes de entre 18 y 25 años sólo declaran un sueldo de 8.944 euros en la Renta y entre 26 a 35 se sitúa en 19.421, los trabajadores de entre 56 y 65 años se elevan a 27.031. Hay que tener en cuenta que, por norma general, los contribuyentes que hayan recibido menos de 22.000 euros brutos anuales de un solo pagador están exentos de declarar el IRPF.