La subida de los precios en Aragón ya es la menor de todo el país: el IPC, al 1,1%

Inflación
photo_camera La frenada se debe al efecto base de los precios de la energía y a un menor aumento del precio de los alimentos. Foto: Laura Trives

La tasa anual de inflación en el mes de junio se situó en el 1,1% anual en Aragón, un punto porcentual y cinco décimas menos respecto a la registrada en mayo, debido fundamentalmente al efecto base de los precios de la energía, según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de la comunidad con la cifra más baja, incluso lejos del conjunto de España, cuya inflación era del 1,9% anual, un punto y tres décimas por debajo del dato de mayo.

Por provincias aragonesas, la tasa de inflación en junio de 2023 se situó en el 0,7% anual en Huesca, el 1,3% anual en Teruel y el 1,1% anual en Zaragoza. Por otro lado, en la eurozona la tasa de inflación en junio de 2023 desaceleraba seis décimas para situarse en el 5,5% anual. En consecuencia, el diferencial de inflación con la UEM era favorable en 4,4 puntos porcentuales en el caso de Aragón y de 3,6 puntos porcentuales en el promedio nacional.

BAJAN LOS PRECIOS DE LA ENERGÍA Y SE CONTIENE EL DE LOS ALIMENTOS

Este fuerte freno de la tasa de inflación en junio por comparación con la de mayo era consecuencia, de acuerdo con el INE, del efecto base de los precios de la energía, así como de un menor aumento del precio de los alimentos por comparación con lo sucedido en junio del año anterior. En concreto, el gas natural TTF cotizó en junio de 2023 a 32,6 euros/MWH en media mensual, un 69,9% menos que en junio de 2022, cuando el precio fue de 108,3 euros/MWH.

Por su parte, el precio internacional del petróleo situó el barril Brent en un promedio de 75,5 dólares en el mes de junio de 2023, un 40,8% por debajo de la cotización de junio de 2022, que fue de 127,4 dólares/barril. Se espera que este efecto base continúe frenando la tasa de inflación general durante la segunda mitad del año, salvo que los precios internacionales de la energía sufrieran un nuevo shock al alza por causas exógenas.

LA INFLACIÓN SUBYACENTE CONTINÚA ELEVADA, AUNQUE DESACELERA

A pesar del fuerte freno mostrado por la inflación general, la inflación subyacente continuaba mostrando tasas elevadas, aunque seguía desacelerando de forma paulatina. Así, la inflación subyacente (que es aquella que excluye de su cálculo alimentos no elaborados y productos energéticos) se situaba en junio en el 5,4% anual en Aragón y en el 5,9% anual en el conjunto de España, tres y dos décimas por debajo del dato de mayo, respectivamente. De este modo la tasa de inflación subyacente encadenaba cuatro meses consecutivos de progresiva moderación. En el promedio de la eurozona la inflación subyacente desaceleraba una décima y se situaba en junio en el 6,8% anual.

COMPARACIÓN ANUAL: ALIMENTOS Y BEBIDAS CONTINÚA EN CABEZA

Respecto al mes de junio del año anterior, las tasas anuales de inflación en Aragón eran positivas en junio en diez de los doce grupos de consumo considerados por el IPC y negativa en los dos grupos restantes. La relación viene encabezada de nuevo por Alimentos y bebidas no alcohólicas, con una fuerte tasa de inflación del 9,1% anual. No obstante, esta tasa continuaba moderándose y desaceleraba 2,2 puntos porcentuales respecto a la observada el mes previo, lo que confirma su tendencia a la contención.

En segunda posición se situaba en junio de nuevo el grupo de consumo de Bebidas alcohólicas y tabaco (7,5% anual), seguido de cerca por Hoteles, cafés y restaurantes (6,0% anual). A cierta distancia se encontraban en junio en Aragón Ocio y cultura (4,6% anual), Menaje (4,5% anual) y Otros bienes y servicios (4,4% anual). Tras ellos, los precios de Enseñanza mostraban en junio una tasa de inflación del 3,3% anual, seguida de Medicina y Comunicaciones (2,4% anual en ambos casos) y Vestido y calzado (0,7% anual).

En sentido contrario, la tasa de inflación en Aragón era negativa en junio en los dos grupos de consumo más relacionados con la energía, reflejando el ya citado efecto base, tanto en precios de la electricidad como de combustibles y carburantes. Así, los precios de Transporte se reducían un 7,7% anual en junio en Aragón, mientras que en Vivienda la caída era del 13,9% anual.

COMPARACIÓN MENSUAL: OCIO Y CULTURA ES EL GRUPO DE CONSUMO QUE MÁS AUMENTA

Por comparación con el mes anterior, los precios muestran en junio un aumento de cinco décimas en Aragón, consecuencia de aumentos mensuales de precios en nueve de los doce grupos de consumo, estabilidad en otro de ellos y una disminución mensual de precios en los dos casos restantes. Así, los precios en Aragón aumentaron con intensidad en junio respecto a mayo en Ocio y cultura (2,0% mensual), seguido a distancia por Vivienda (0,9% mensual), Hoteles cafés y restaurantes (0,8% mensual), Transporte (0,5% mensual) y otros bienes y servicios (0,4% mensual).

Aumentaron tres décimas mensuales los precios de Alimentos y bebidas no alcohólicas en junio en Aragón, mientras que la subida era de dos décimas mensuales en Bebidas alcohólicas y tabaco y en Medicina. El aumento fue de una décima mensual en Menaje. Por su parte, los precios de Enseñanza no experimentaron variación mensual alguna en junio. En sentido contrario, descendieron en junio en Aragón los precios de Vestido y calzado y los de Comunicaciones (-0,3% mensual en ambos casos).

LOS TIPOS DE INTERÉS SE SITUAN EN EL 3,75%, EL NIVEL MÁS ALTO DESDE OCTUBRE DE 2008

En la última reunión celebrada el pasado día 4 de junio, el BCE aumentó en 25 puntos básicos los tipos de interés hasta situarlos en el 3,75%, el nivel más elevado desde octubre de 2008. La talla de este incremento rebajaba su intensidad respecto a las últimas subidas, que habían sido de 50 puntos básicos, aunque se apuntaba que se producirán incrementos adicionales que podrían llevar el tipo de referencia hasta el 4,25%.

También se anunció el final de las reinversiones de vencimientos del programa APP (Asset Purchase Programme) a partir del 1 de julio. En todo caso, hay que recordar que los vencimientos del programa pandémico PEPP continuarán reinvirtiéndose al menos hasta finales de 2024.