La edad media de los vehículos en Aragón ya roza los 15 años: “Así no se puede descarbonizar”

Uno de cada tres turismos y todoterrenos de Aragón no dispone de distintivo medioambiental de la DGT
photo_camera Uno de cada tres turismos y todoterrenos de Aragón no dispone de distintivo medioambiental de la DGT

La edad media del parque de vehículos en Aragón ya se sitúa en 14,7 años después de una subida constante desde 2010 y que frena los intentos de descarbonizar la automoción. Un rápido empeoramiento que se percibe todavía más en las provincias más pequeñas, como Teruel, donde se dispara hasta los 16,1 años, mientras que en Huesca y en Zaragoza se quedan en unos preocupantes 14,9 y 14,3, respectivamente, lejos de los diez que serían deseables y por encima de los 13,2 de 2019.

Así se ha puesto de manifiesto este martes durante las IV Jornadas de Automoción que se han celebrado en el Mobility City de Zaragoza, organizadas por Faconauto, en donde se ha evidenciado la necesidad de afrontar la renovación de este parque de vehículos, que ha vivido problemas de stock y un contexto de consumo desfavorable en los últimos tres años, desde la pandemia. Todo ello ha provocado, aseguran los concesionarios, una “debilidad en el mercado” y una “consecuente crisis de matriculaciones”, lo que ralentiza el cambio de vehículo de particulares, familias y empresas.

Por ello, desde Faconauto han planteado a las comunidades un conocido como “plan de achatarramiento”, para facilitar el acceso no sólo a vehículos eléctricos, sino también a otras fuentes de energía o vehículos de ocasión y kilómetro 0 de menos de un año de antigüedad. “Nos gustaría que todas las comunidades tuvieran el mismo plan. Estamos trabajando rápidamente en este trimestre con todas las comunidades y nos gustaría que 2024 fuera el año de la renovación del parque. Se contamina mucho con parques viejos y la gente no lleva coches viejos porque quiera, sino porque no puede”, ha señalado la presidenta de Faconauto, Marta Blázquez.

No en vano, uno de cada tres turismos y todoterrenos de Aragón no dispone de distintivo medioambiental de la Dirección General de Tráfico, que engloba principalmente a los modelos más antiguos y menos eficientes, los de gasolina anteriores a enero de 2000 y diésel anteriores a 2006. En el sentido contrario, los eléctricos e híbridos enchufables apenas representan el 0,5% de todo el parque, y los híbridos, el 3%.

EL PRECIO DE LOS ELÉCTRICOS, UN GRAN HÁNDICAP

En este sentido, el alto precio de los vehículos eléctricos dificulta en gran medida su entrada en el mercado y su adquisición por parte del ciudadano, que, generalmente, no se atreve a cambiar su vehículo ante las restricciones que pueden llegar a corto plazo a la circulación de determinadas fuentes de energía. Eso, unido a la todavía escasa implantación de puntos de recarga, está frenando las intenciones de compra de los clientes y, en consecuencia, aumentando continuamente la edad media del parque de vehículos.

Una de las grandes inversiones que podría ayudar a la reducción de los precios es la implantación en España de fábricas de baterías que eviten la importación de China, con lo que supone económicamente. “Siempre hay un parque de proveedores alrededor de las fábricas para ser más eficientes de tiempos y costes. No depende de baterías extranjeras y tenerlo nosotros sería una buenísima noticia y ojalá se consolide. No puedo estimar cuánto influiría, pero seguro que sí”, ha expuesto Blázquez.

En cualquier caso, desde Faconauto confían en que el alto precio sea fruto de la llegada de las nuevas tecnologías y que, con el paso del tiempo, puedan democratizarse y llegar a más bolsillos de forma natural. “Todas las inversiones son costosas al principio y hasta que haya un gran volumen se podrá ir abaratando los costes de I+D y las fábricas. Los primeros móviles tenían un precio que nada tiene que ver con lo de hoy y ahora todos tenemos uno. Creo que con el coche eléctrico y otras tecnologías que van a venir pasará lo mismo”, ha destacado.

LAS MATRICULACIONES DE VEHÍCULOS CRECEN UN 31% EN ARAGÓN

Por otro lado, estas IV Jornadas de Automoción han puesto de manifiesto un positivo crecimiento de un 31% en las matriculaciones de vehículos en Aragón, con perspectivas de finalizar el año con unas 19.600 unidades comercializadas, disparándose este repunte en Zaragoza hasta el 39,1%. Según han expuesto desde Faconauto, se debe a una mejoría en el aprovisionamiento de automóviles, aunque también es consecuencia de los bajos datos que se arrastraban en años anteriores, y que todavía dejan las cifras lejos de los 24.000 de antes de la pandemia. A nivel nacional, se espera volver al millón de ventas en 2024.