La digitalización en España: cómo beneficia a la economía

Fuente: https://unsplash.com/de/fotos/hBuwVLcYTnA

En España, la digitalización ya está muy avanzada. Esto afecta tanto a la administración y al sistema sanitario como a la lucha contra la delincuencia. La industria del juego y el casino España también se han beneficiado enormemente de la digitalización. Basta con unos pocos clics para disfrutar plenamente del juego en Internet.

Ahora, las numerosas microempresas del país también van a beneficiarse de la digitalización. Aquí analizamos más a fondo este tema.

La firma digital

Ya en 2003, las autoridades españolas emitieron un pequeño certificado, la firma digital. Fue la primera piedra de la digitalización en todo el país. Se trataba de un pequeño programa para el ordenador que permite contactar con la administración a todos los niveles.

Gracias a este pequeño programa informático, los españoles se ahorran muchas visitas a las autoridades. Esto significa que ya no hay que hacer cola durante horas en la oficina, sino que se pueden descargar los certificados fiscales y de empadronamiento de forma sencilla y sin tiempo de tramitación en las autoridades. También es posible que los autónomos ajusten sus cotizaciones para la pensión a través de la página web de la Seguridad Social.

Sobre todo, España ocupa uno de los primeros puestos de la clasificación en lo que se refiere a servicios digitales debido a la estrategia “digital-first” de la administración central. Aunque el país sigue estando por detrás de los países bálticos y escandinavos, según la Comisión de la Unión Europea, está muy por delante de los grandes Estados de la UE: Alemania, Francia e Italia. Así lo refleja el llamado “Índice de Economía y Sociedad Digitales”, abreviado: el “Índice DESI”.

La digitalización de las autoridades de seguridad

La digitalización de las autoridades de seguridad también está muy avanzada en España. Por ejemplo, la policía utiliza desde 2007 un algoritmo para combatir la violencia contra las mujeres ejercida por sus parejas o ex parejas. Este algoritmo se alimenta de datos policiales, judiciales y sanitarios. De este modo se puede evaluar mejor el peligro que corren las mujeres que buscan ayuda.

El sistema sanitario digitalizado

Además, también están digitalizados todos los datos de los pacientes de todas las personas que viven en España. En Madrid, por ejemplo, están digitalizados los datos de los 33 hospitales públicos y los 266 centros de salud. Esto significa que el historial médico de todos los pacientes se ha registrado digitalmente. Esto incluye informes de laboratorio, procedimientos de diagnóstico por imagen, medicación prescrita e información dietética.

Al principio, sin embargo, seguía existiendo el problema de que en aquella época las competencias del sistema sanitario recaían en las regiones, por lo que los datos digitales de los pacientes no fueron compatibles entre sí durante mucho tiempo. Así que si alguien tenía un accidente y venía de Barcelona, los médicos de Andalucía, por desgracia, no tenían acceso. Hoy, sin embargo, la situación es completamente distinta.

La infraestructura digital nacional

En cuanto a la oferta de conexiones de alta velocidad, España también está muy por delante, lo que también se refleja en el índice DESI de la Comisión Europea. Ya en 2020, más del 60 % de los hogares españoles disponían de una conexión de red fija especialmente rápida, con al menos 100 megabytes por segundo. La expansión de la red de fibra óptica garantiza que casi el 80 % de los hogares estén ya conectados.

Alto índice de vacunación gracias a la digitalización

La digitalización ha sido especialmente beneficiosa durante la crisis de la Corona. Gracias a las campañas de vacunación, el 82 % de los españoles se ha vacunado dos veces, el 87 % de los mayores de 50 años y el 92 % de los mayores de 60 también tienen un refuerzo.

Gracias al registro electrónico de los datos de los pacientes, el registro estadístico de las vacunaciones no supuso ningún problema. Las personas podían elegir cuándo y dónde querían vacunarse en la app de salud.

No hay fugas de datos en los historiales médicos

Aunque ha habido muchos ataques a la red, no se ha producido ninguna fuga de datos de historiales médicos. Lo que resulta especialmente llamativo en este caso es que, a diferencia de otros países de la UE, en España no se debate sobre la protección de datos. Sin embargo, es precisamente aquí donde los datos de los pacientes se registran digitalmente de forma exhaustiva. Esto demuestra que en España parece haber una gran confianza en la autoridad estatal de protección de datos.

Además, la gente en España simplemente confía en que el registro digital de datos es muy útil para el cuidado de los pacientes. Sin embargo, las compañías de seguros privadas no tienen acceso a los datos de los pacientes. En España, la avanzada digitalización de la administración pública puede considerarse, por tanto, un éxito. Sin embargo, esto sólo ha sido posible gracias a una infraestructura digital suficiente a escala nacional.

Economía y digitalización

Tal y como está posicionada España en términos de digitalización, sería realmente concebible que España fuera la “Finlandia del Sur”. Sin embargo, la digitalización avanzada aún no se refleja en la economía. Así lo demuestra también el informe DESI de la Comisión de la UE. En España, sólo algo más del 60 % de las empresas están actualmente digitalizadas en cierta medida. En Dinamarca y Finlandia, en cambio, casi el 90 % lo están.

La razón principal es la estructura empresarial en España. Aquí hay muchas empresas pequeñas. De los 3,4 millones de empresas, el 80 % tiene sólo dos o menos empleados. Aquí suele haber muchos problemas con la digitalización de los procesos de trabajo. Por eso España es mediocre en economía digital.

Para cambiar esta situación, el Gobierno está promoviendo la digitalización de las numerosas pequeñas empresas del país con la ayuda del llamado “kit digital”. El kit digital se financia a través del Fondo Next Generation de la Unión Europea. Se centra en ofrecer soluciones digitales a las pequeñas y medianas empresas.

Los inconvenientes de la digitalización

Con la entrada en vigor de la ley en 2007, todos los españoles tienen derecho a realizar todos los trámites administrativos digitalmente. Al mismo tiempo, sin embargo, no existe ninguna ley que garantice el derecho a una visita personal en la ventanilla de una autoridad pública o incluso de una empresa. Como consecuencia, sin embargo, muchas personas han quedado rezagadas y excluidas por la digitalización avanzada.

Por ejemplo, los niños de las familias más pobres no pudieron participar en el aprendizaje a distancia en las escuelas durante la pandemia. La razón era que sus padres no tenían ordenador ni tableta. Durante la pandemia, se introdujo un plan nacional de asistencia social. Pero había que solicitarla por Internet con una firma digital.

La brecha digital en España

Este término se acuñó porque hay a quien se le da bien navegar por Internet y a quien le supone un verdadero problema. Por ejemplo, Carlos San Juan, de 78 años, organizó una protesta contra los bancos españoles por este motivo. Según esta persona de 78 años, el motivo era que de repente ya no se podía ir al banco después de las once.

Además, ahora es necesario pedir cita previa para que te atiendan en ventanilla, aunque sólo sea para sacar dinero. Los clientes tenían que tener un smartphone e instalar una complicada aplicación para hacer sus operaciones bancarias.

Frente a los bancos se produjeron escenas dramáticas porque las personas mayores ya no podían sacar dinero en efectivo, lloraban. Como muchos de ellos tienen una pensión muy baja, de menos de 600 euros, no pueden permitirse una conexión a Internet, y mucho menos un smartphone.

Más en ECONOMÍA