La DGA guarda silencio ante el interés de la india Tata en levantar una fábrica de baterías en Zuera

El Ejecutivo autonómico lleva años tratando de atraer una gigafábrica de baterías, siendo el proyecto de Volkswagen el que estuvo más cercano
photo_camera El Ejecutivo autonómico lleva años tratando de atraer una gigafábrica de baterías, siendo el proyecto de Volkswagen el que estuvo más cercano

“Hace meses que venimos trabajando con varias posibilidades”. Esta ha sido la respuesta del presidente de Aragón, Javier Lambán, al ser preguntado por el supuesto interés del grupo indio Tata, publicado por la agencia Reuters, en construir una gigafábrica de baterías en el entorno de Zuera. Según esta información, la compañía se debate entre España y Gran Bretaña para ubicar este proyecto, ya ha mantenido contactos con Moncloa e incluso habría conocido el terreno de la mano del Ejecutivo autonómico.

Sin embargo, Lambán se ha limitado este lunes a recordar su política con los proyectos que quieren ubicarse en la Comunidad: “acompañar al inversor cuando se vaya a hacer un anuncio”. “No comentaré nunca nada ni ningún rumor. No anunciaré una inversión. No digo que Tata esté interesada o no. Hace meses que trabajábamos con varias posibilidades. Si se confirma el interés, será el inversor quien haga la comunicación correspondiente”, ha afirmado el presidente aragonés, minutos después de, precisamente, presentar la inversión de la empresa danesa Scanmetals en Pedrola.

El Ejecutivo autonómico lleva años tratando de atraer una gigafábrica de baterías, siendo el proyecto de Volkswagen el que estuvo más cercano, con un preacuerdo firmado incluido, pero finalmente se decantó por Sagunto. Para ello, ha iniciado el proceso para habilitar una plataforma logístico-industrial de 150 hectáreas en Zuera, lo que supondrá una inversión de 28 millones de euros. El Grupo Jorge ya ha confirmado su intención de levantar un complejo de 35 hectáreas para centralizar tanto la llegada de materias primas como la expedición del producto terminado.

Según la información de Reuters, el grupo Tata está decidido a establecer nuevas plantas en Europa para producir baterías para sus vehículos de lujo Jaguar y Land Rover. Las ayudas del Perte a la automoción, con Gran Bretaña fuera de la Unión Europea, podrían jugar un papel determinante en la elección final de la ubicación, ya que el Gobierno central tiene previsto lanzar un segundo paquete de subvenciones con los 2.000 millones de euros que quedaron sin adjudicar en el primer reparto.

Más en ECONOMÍA