La biotecnológica Operon pone la primera piedra de su sede en Plaza con una inversión de 20 millones

La compañía ha adquirido una parcela de 17.800 metros cuadrados, donde está previsto construir hasta 22.000 sobre superficie
photo_camera La compañía ha adquirido una parcela de 17.800 metros cuadrados, donde está previsto construir hasta 22.000 sobre superficie

Con el objetivo de disponer de más espacio para fortalecer la producción y ampliar las líneas de negocio y sus laboratorios, la biotecnológica aragonesa Operon va a trasladar su actividad desde Cuarte de Huerva a unas nuevas instalaciones en Plaza, donde va a acometer una inversión de 20 millones de euros. Este miércoles se ha colocado la primera piedra de la que será la nueva sede de la empresa especializada en la elaboración de test de diagnóstico in vitro, coincidiendo con la celebración de su 50º aniversario este mes de octubre.

La compañía ha adquirido una parcela de 17.800 metros cuadrados, donde está previsto construir hasta 22.000 sobre superficie. Esta parcela multiplica por cinco la superficie del terreno de la planta de Cuarte de Huerva, que cuenta con 3.500 metros cuadrados, y supondrá un incremento de un 20% de la plantilla respecto a la actual. “El nuevo edificio implica un punto de inflexión y crecimiento en nuestra trayectoria. Ahora estamos inmersos en proyectos muy interesantes que darán como fruto nuevos test de flujo lateral en el ámbito de las infecciones respiratorias”, ha señalado el director gerente de Operon, Tomás Toribio.

En este sentido, Toribio quiere convertir a Aragón en un “referente mundial” en el diagnóstico y en el ámbito de la salud en general. “Esa apuesta pasa por inversiones como la que vamos a acometer en este edificio, desde donde se potenciará el campo de la investigación”, ha afirmado. No en vano, Operon exporta a 50 países con marca propia y llega a más de 150 países con las marcas de sus clientes, suponiendo alrededor del 90% de su facturación, que ascenderá aproximadamente a los 10 millones de euros en 2023.

La biotecnológica ha contado en el acto con Carlos Martín Montañés, científico aragonés pionero en la investigación y el desarrollo de nuevas vacunas vivas contra la tuberculosis, que se ha mostrado “orgulloso” de “lo mucho que ha avanzado en los últimos años el tejido industrial biotecnológico en Aragón”, lo que ha permitido poner a la Comunidad en el mapa. “Empresas como Operon permiten a nuestros biotecnólogos formados en la Universidad de Zaragoza asentarse en nuestra tierra y crear riqueza”, ha expuesto.

PRIMERA FASE PREVISTA PARA 2025

Las obras de las nuevas instalaciones se acometerán en varias fases y en la primera de ellas está previsto erigir 9.000 metros cuadrados distribuidos en dos edificios, lo que duplicará la capacidad de espacio de las instalaciones de Cuarte. El edificio principal tendrá dos plantas dedicadas a laboratorios “y demandará un incremento de perfiles profesionales de alta cualificación”, ha avanzado Toribio. El segundo edificio anexo tendrá un carácter más industrial y contendrá la planta de producción, los almacenes y las expediciones. Las obras de la primera fase se iniciarán este mes y concluirán en 2025.

Toribio ha querido resaltar que desde Operon “vemos imprescindible” una colaboración más estrecha entre las instituciones académicas y la industria, que “redundará en el beneficio de la sociedad”. “La Organización Mundial de la Salud dice que para luchar contra las enfermedades hay que prevenir, diagnosticar y tratar. En Operon nos encargamos del diagnóstico y para ello queremos incorporar en un futuro próximo a varios de los perfiles técnicos que salen de nuestras universidades locales”, ha destacado.

“LA EMPRESA QUE QUEREMOS EN ZARAGOZA”

Al acto también han asistido otros representantes institucionales y de los sectores empresariales y sanitarios, tanto regionales como nacionales. La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, ha señalado que Operon es “el tipo de empresa que queremos en Zaragoza”, ya que “a base de trabajo duro y constante” ha conseguido convertirse en “una de las compañías pioneras de España”. “El Ayuntamiento de Zaragoza lo que tiene que hacer es ponerle la alfombra roja y ofrecerle facilidades para que siga creciendo”, ha remarcado.

Por su parte, la directora general de Planificación Estratégica y Logística del Gobierno de Aragón, Raquel Campos, ha destacado la vocación exportadora de Operon desde sus comienzos. “Hablar en estos días de internacionalización es habitual en el tejido empresarial español y aragonés. Pero Operon, que apuesta por Plaza para sus nuevas instalaciones, comenzó su proceso de internacionalización en los años 70. Cuando este país empezaba a sentar las bases de una incipiente democracia, Operon ya traspasaba fronteras para exportar sus productos a otros mercados, lo que dice mucho de la vocación empresarial e internacional de la familia Toribio”, ha valorado.