Los jóvenes piden soluciones a la clase política para superar la crisis

Los jóvenes son los protagonistas del IV Gesto Diocesano Contra la Crisis que se celebra mañana viernes en Zaragoza. En un manifiesto elaborado por el Arzobispado de Zaragoza conjuntamente con los jóvenes, asociaciones y movimientos eclesiales pedirán un decálogo de claves políticas para superar la crisis.

Zaragoza.- Una economía al servicio de la persona y del bien común, un trabajo decente frente a la precariedad laboral o una educación orientada a la formación de personas responsables, libres y críticas. Son algunas de las claves políticas que incluirá el manifiesto del IV Gesto Diocesano Contra la Crisis que se va a presentar este viernes.

Esta iniciativa, organizada por el Arzobispado de Zaragoza con asociaciones y movimientos eclesiales desde 2009, ha contado para esta edición con la voz de los jóvenes. Para ello, a lo largo de todo el año, se han reunido con diferentes grupos de jóvenes para escuchar sus problemas y recoger sus propuestas.

Para el director de Cáritas Diocesana de Zaragoza, Carlos Sauras, los jóvenes son "sufridores especiales de esta crisis que no es sólo económica, es sobre todo una crisis profunda en la que la sociedad había tocado fondo en sus valores".

En el mismo sentido, se ha expresado el delegado episcopal de Pastoral Obrera, Francisco Pérez Barbero, quien ha asegurado que los jóvenes, vista la evolución de la crisis y que ésta no hace más que agravar su situación, "desconfían profundamente del sistema, de la clase política, de las medidas y propuestas y esto les lleva a la dejación y a la evasión de responsabilidades".

El decálogo de claves que se recogerán en el manifiesto son un compromiso decidido de lucha contra la crisis; una economía al servicio de la persona; una política al servicio del bien común; frente a la precariedad laboral y el desempleo masivo, un trabajo decente; materializar el derecho constitucional que reconoce el acceso a la vivienda digna y protegerlo con medidas sociales de apoyo a los jóvenes; una educación orientada a la formación de personas responsables, libres y críticas; medidas orientadas a superar la dinámica mercantilizadota del ocio y el tiempo; derechos sociales básicos y servicios públicos; regeneración de la vida y la práctica política, mediante el impulso de la democracia participativa y el combate a la corrupción, y el fomento de otra cultura y otros valores para una forma de vivir más humanizadora.

Este viernes, a las 19.30 horas, se celebrará el acto "Los jóvenes, un espejo en que mirarnos", en el Salón de Actos del CMU Virgen del Carmen de la capital aragonesa. El encuentro estará presidido por el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña.

Tras la presentación del acto, tres testimonios permitirán profundizar en la realidad del mundo juvenil para concienciar de su situación. Seguidamente, Ureña intervendrá para recoger el sentir del Gesto de este año e invitará a todos los presentes a salir a la calle (sobre 21.15 horas), en concreto, a las escalinatas de la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, para leer el manifiesto de este IV Gesto Diocesano contra la Crisis.

Más en ECONOMÍA