Itesal concluye por completo las fases de instalación de placas fotovoltaicas para autoconsumo

Placas fotovoltaicas
photo_camera Itesal ha buscado, con esta importante inversión económica, reducir el consumo eléctrico exterior

Itesal ha concluido las fases de su plan de instalación de placas fotovoltaicas en Pina de Ebro, Zaragoza. En ellas se han invertido cerca de dos millones de euros tanto en placas fotovoltaicas como en la compra de un horno de maduración que logra un importante ahorro de gas.

La primera fase de este importante proyecto comenzó a desarrollarse en marzo del pasado año y concluye ahora con la finalización de la segunda etapa. La tercera fase, prevista para este 2023, no ha podido llevarse a cabo por la falta de aprobación administrativa.

Itesal ha buscado, con esta importante inversión económica, reducir el consumo eléctrico exterior y mitigar tanto el importe de la factura eléctrica como contribuir a la descarbonización de la economía en general.

La primera de estas fases, en las naves del área de extrusión, ha permitido instalar 1.180 módulos de placas

DATOS POR FASES

La primera de estas fases, en las naves del área de extrusión, ha permitido instalar 1.180 módulos de placas, con una producción anual estimada de 830.817,31 kWh. Esto supone, que “de toda la energía que se utiliza en el área de extrusión, el 20,4% lo producen las placas fotovoltaicas”, explica el director general de Itesal, Armando Mateos. Además, la inversión de esta fase inicial estará amortizada en un plazo de 2,56 años.

Por su parte, para la segunda fase, en las naves de lacado, se han instalado 810 módulos que suponen una producción anual estimada de 562.616 kWh. “Con esta implantación se logra que el 27% de la energía en lacado se genere con estas placas. Hemos previsto que lo amorticemos en un plazo de 4,6 años”, indica Mateos. Además, concretamente, con esta instalación, Itesal dejará de emitir a la atmósfera 123,87 toneladas de CO2 al año.