La inteligencia artificial, una nueva era que obligará a las empresas a adaptarse al futuro

Es la décima ocasión en la que el Foro ADEA se traslada a la ciudad de Huesca para hablar, en esta ocasión, de una de las grandes cuestiones de interés actualmente para las empresas
 
adea-1
photo_camera ADEA ha celebrado un nuevo Foro en Huesca sobre inteligencia artificial

La inteligencia artificial ha sido el eje central de una nueva edición del Foro ADEA, que ha abordado los retos e incertidumbres que va a generar la revolución industrial y digital que se avecina en la economía. Toda una nueva era que va a tener un impacto total en la sociedad, desde las empresas a las instituciones públicas, y que también obligará a afrontar cambios en la sociedad, con multitud de trabajadores que deberán formarse para optimizar las aplicaciones. 
 
Es la décima ocasión en la que el Foro ADEA se traslada a la ciudad de Huesca para hablar, en esta ocasión, de una de las grandes cuestiones de interés actualmente para las empresas, tal y como ha valorado el presidente de ADEA, Fernando Rodrigo. “El FMI dice que el 40% de los puestos de trabajo se verán afectados, o incluso al 60%. Significa que vamos a tener que cambiar las tareas que estamos haciendo. Todos vamos a tener que abrirnos a la IA sin miedo, reconvertir algunos puestos y tareas que estamos haciendo”, ha señalado. 
 
En este sentido, Fernando Rodrigo ha lamentado el “bajo nivel de penetración” de la inteligencia artificial en las empresas -un 5% de las pymes españolas, según el INE- pese a la “infinidad” de nuevas aplicaciones que ofrece, como ciberseguridad, complemento ofimático, marketing predictivo, mantenimiento, logística inteligente, asistencia virtual o servicios a la carta. “No he encontrado respuestas, sino excusas, como que estamos agotados de cambios o que nos pilla muy mayores. Somos la generación que ha traído Internet al mundo. ¿Cómo nos va a pillar mayores? Este es un proceso que no para nunca, no podemos dejar de pedalear”, ha alentado el presidente de ADEA. 

adea-3
La conferencia ha reunido a más de 100 asistentes

 La alcaldesa de Huesca, Lorena Orduna, ha dado la bienvenida a los más de 100 asistentes a este Foro ADEA, donde ha puesto de manifiesto que este futuro “ya no es tan lejano”, y en el que las administraciones públicas también deben adaptarse para no frenar los avances de las empresas. “Nuestra sociedad no se puede paralizar. Debemos aceptar todos estos retos. Las instituciones tenemos la obligación de acelerar todos los procesos burocráticos. 

"Es uno de los grandes retos del futuro, no paralizar y sabernos adaptar. O nos adaptamos al futuro, o no sabremos avanzar”, ha expuesto.  

LAS PERSONAS, EN EL CENTRO DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL 

La primera ponencia ha corrido a cargo de Félix Gil, CEO de Integra, una empresa de 800 trabajadores que busca inspirar a las empresas para “integrarse” en la “nueva era” de la inteligencia artificial y que va a “cambiar el mundo” más que la aparición de Internet. “Oímos y hablamos mucho de revolución de IA, pero es cierto que no está entrando en las empresas. Ha llegado para impactar en las empresas. Va a crear muchas más oportunidades”, ha garantizado. 
 
Sin embargo, en este camino, Félix Gil ve trascendental que no sólo llegue a directivos y altos cargos, sino que también se debe formar a todos los trabajadores para actuar debidamente con inteligencia artificial. “Las personas son la parte fundamental de esta revolución. Debemos invertir mucho en ellas. Para transformar, hay que formar. Si no formamos a todas nuestras personas en herramientas y conocimientos en IA, no vamos a transformar nuestras organizaciones. La integración de la IA en toda la cadena de valor es el mayor desafío para crecer y seguir siendo competitivos”, ha remarcado. 

adea-2
Este acto ha contado con las intervenciones de Félix Gil, CEO de Integra, y Aleix Valls, CEO y fundador de Liquid Lab

UN CRECIMIENTO ECONÓMICO NUNCA VISTO EN LA HISTORIA

Por su parte, el CEO y fundador de Liquid Lab, Aleix Val, ha detallado el potencial crecimiento económico que puede suponer la aparición de la inteligencia artificial, que, según ha avanzado, podría tener un impacto en el PIB del 125% e incluso obligará a reformular los contratos sociales. “El PIB global está en 100 trillones americanos. Calculamos que la IA nos llevará a visualizar impactos que pueden superar el 6 o 7% de crecimiento compuesto anual en próximos años. Un país que vaya bien crece entre el 3 o 4%. Esto no lo hemos visto nunca. Si lo hacemos bien, la sociedad adopta la tecnología y sabemos gobernarla, podremos construir un mundo mejor”, ha sugerido. 
 
Además, Aleix Val se ha mostrado crítico con la regulación que se ha llevado a cabo de la inteligencia artificial, que, a su juicio, provocará barreras en su desarrollo. “Han intentado hacer algo que no se puede, que es regular a priori una tecnología de propósito general, y no a posteriori, cuando hemos entendido su impacto en la sociedad. Una regulación prematura solo deformará la tecnología para cumplir la regulación, lo que hará que no sea de libre mercado ni de libre competencia. Chat-GPT lo puedes usar para lo que te dé la gana, desde escribir emails a hacer contraprogramación en campaña electoral en redes sociales. No regulamos un cuchillo, sino sus usos”, ha añadido.