Ibercaja y Cepyme Aragón sellan un acuerdo que incluye rebajar los tipos de interés para los socios

Acuerdo
photo_camera Uno de los pilares de este acuerdo es la reducción de los tipos de interés en los créditos empresariales que soliciten los socios de Cepyme Aragón.

El 95% del tejido empresarial aragonés está compuesto por pymes con menos de 9 trabajadores, lo que supone un total de 85.000 empresas. Además, la mitad de ellas están conformadas por autónomos. Para impulsar la actividad de estas pequeñas y medianas empresas, Cepyme Aragón ha suscrito una alianza estratégica con Ibercaja en la que se contempla el desarrollo de productos específicos para los socios, como la rebaja en los tipos de interés en los créditos, además de proporcionarles una mayor información financiera y de potenciar la formación.

El consejero delegado de Ibercaja, Víctor Iglesias, el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, y la presidenta de Cepyme Aragón, Maria Jesús Lorente, han sido los encargados de sellar este miércoles el convenio. “Marcamos una hoja de ruta para que esas pequeñas empresas vean en Ibercaja un referente que va a hablar su mismo idioma, el empresarial, y que nos va a permitir apostar por el crecimiento, la digitalización o la tecnología, algo que va a redundar en el beneficio de las empresas y los trabajadores”, ha indicado Lorente.

CONDICIONES FAVORABLES FINANCIERAS Y MÁS FORMACIÓN

Uno de los pilares de este acuerdo es la reducción de los tipos de interés en los créditos empresariales que soliciten los socios de Cepyme Aragón. Como ha explicado Iglesias, “tenemos que hacer condiciones especiales para cada tipo de interés, no vale firmar un tipo preferente para todos. Nos ajustaremos y tendrán unas condiciones más favorables dentro del mercado normal, pero lo haremos caso a caso y cliente a cliente”.

También contempla brindar información financiera útil para las Pymes, así como asesoramiento, y potenciar las jornadas y conferencias con temas que puedan resultar de interés para estas empresas.

LAS PYMES ARAGONESAS, AFECTADAS POR LA MOROSIDAD

La presidenta de Cepyme Aragón ha señalado la morosidad como el principal problema que están atravesando las pequeñas y medianas empresas, así como la finalización del ICO y la moratoria. “Hay muchísimo dinero que no ha llegado, por lo que algunas han tenido que ir a pedir financiación. Si la Administración pagara en tiempo y forma, estaríamos hablando de otra situación”, ha recalcado.

Por su parte, Cuerva ha recalcado que las decisiones que ha tomado el Gobierno central no han ayudado a las empresas, sino que las han “hostigado” y demanda una mayor estabilidad que pasa por más seguridad jurídica y una reforma de la política fiscal. “Si no hay empresa, no habrá empleo, ni progreso, ni estado del bienestar. Nuestro discurso continúa en la senda de la dignificación de la figura del mundo empresarial. No somos el enemigo, somos la solución”, ha concluido.

Más en ECONOMÍA