Ibercaja facilita el acceso a los seguros de vida a personas con VIH

Los contratos de seguros de vida suscritos desde el 1 de enero de este año no incorporarán cláusulas que excluyan a priori o de manera automática al asegurado por tener VIH
ibercaja
photo_camera La aseguradora también formará a sus empleados y a la red de distribución

Ibercaja Vida se ha adherido a la nueva Guía de Buenas Prácticas impulsada por la Asociación de Empresarial del Seguro (Unespa) con el objetivo de mejorar los procesos de contratación de seguros de vida y sus garantías complementarias por parte de las personas con el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH).

De esta manera, los criterios que la compañía aseguradora de Ibercaja tendrá en cuenta en el estudio previo a la suscripción de un seguro de vida por las personas afectadas por este virus serán los mismos que para el resto. Así, se analizará y evaluará el riesgo caso a caso y de manera individualizada, atendiendo a la información facilitada en el cuestionario de salud previo a la contratación.

Además, los contratos de seguros de vida suscritos desde el 1 de enero de este año no incorporarán cláusulas que excluyan a priori o de manera automática al asegurado por tener VIH, ni se podrá cobrar una prima más elevada o se reducirán las prestaciones por este hecho, siempre y cuando no exista un mayor riesgo asociado al virus o a su tratamiento.

Para el director general de Ibercaja, Vida Martín Pascual, “la adhesión voluntaria de Ibercaja a este nuevo Código de Buenas Prácticas responde a nuestro propósito corporativo de acompañar a las personas a construir la historia de su vida y así lograr un impacto positivo en las personas y en la sociedad”. Para Pascual, “los seguros de vida son grandes aliados que proporcionan seguridad y tranquilidad a las personas y, en este caso, también, para avanzar hacia una sociedad más inclusiva”.

La aseguradora también formará a sus empleados y a la red de distribución sobre cómo dar cumplimiento a los compromisos recogidos en el documento. La publicación de esta Guía y la adhesión a la misma por parte de las entidades aseguradoras evidencian el compromiso del sector para avanzar hacia un mundo más igualitario y justo, ofreciendo oportunidades a los colectivos más vulnerables.