Fernández de Alarcón confía en satisfacer las 513 solicitudes de alquiler social antes de acabar su legislatura

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transporte, Rafael Fernández de Alarcón, ha afirmado que el Gobierno autonómico tiene actualmente 513 solicitudes de alquiler social que cumplen los requisitos. De momento solo hay 47 viviendas en marcha, pero confía en atender toda la demanda antes de que termine la legislatura.

Zaragoza.- El consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transporte del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, espera atender las 513 solicitudes de vivienda social que existen actualmente antes de que termine su legislatura, según ha expresado este martes durante la presentación del Plan Aragonés de Vivienda 2014-2016.

El consejero asegura sentirse “satisfecho” con el funcionamiento de la Red de Bolsas de Vivienda para Alquiler Social. “Estimábamos que pondríamos en marcha unas 20 viviendas al mes y vamos un poquito por debajo pero muy próximos; creo que para este verano tendremos entre 150 y 200 viviendas de alquiler social”, ha afirmado.

Desde que se firmó el primer convenio con la Fundación Federico Ozanam, el Gobierno de Aragón ha sumado a esta red un total de 47 viviendas. Según Fernández de Alarcón, en estos momentos están pendientes de realizar nuevos convenios con otras dos entidades, y también con los ayuntamientos de Zaragoza y Teruel.

Respecto a la posibilidad de incluir viviendas de la Sareb (el banco malo), el consejero ha reconocido que siguen trabajando para conseguirlo pero de momento no ha sido posible, ya que esta sociedad tiene “sus propios objetivos”.

Fernández de Alarcón ha explicado que este plan de vivienda social supone una “atención social compleja” y que se analice “caso por caso”, pero asegura, no obstante, que existe “un margen para atender con rapidez los casos de emergencia”.

Respecto a la ley que permite la expropiación de viviendas en Andalucía, el consejero aragonés ha indicado que “la aportación voluntaria a la red de bolsas de viviendas es mejor que la solución andaluza; ésa está en los tribunales y la nuestra está funcionando”.