El ex ministro de Defensa Eduardo Serra respalda en Zaragoza las reformas del Ejecutivo central

Eduardo Serra ha apoyado las reformas del actual Gobierno central y se ha declarado de acuerdo con las últimas conclusiones que ha emitido la OCDE, instando a España a cerrar bancos inviables. El ex ministro de Defensa ha hecho estas declaraciones tras impartir la ponencia del último desayuno-coloquio que ADEA ha organizado esta mañana.

Zaragoza.- El ex ministro Eduardo Serra ha ratificado las reformas del actual Ejecutivo central y ha dado su apoyo a la última sugerencia que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) hacía ayer, instando a España a cerrar los bancos inviables, durante una ponencia titulada “Las claves para transformar España” en la capital aragonesa. El que fuera encargado de la cartera de Defensa durante el primer Gobierno de José María Aznar (1996-2000) y actual vicepresidente de Everis ha sido el invitado del nuevo desayuno-coloquio que la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA) ha organizado esta mañana, dentro de su FORO ADEA 2012.

El ex ministro de Defensa ha dado el visto bueno al “alubión de reformas” que el Gobierno de Mariano Rajoy hace cada viernes en el Consejo de Ministros. Según ha explicado, dichas reformas pueden hacerse “un poco más deprisa o un poco más despacio”, pero, ha insistido, “el sentido en que se están orientando las reformas es correcto”.

Respecto a la respuesta de la ciudadanía a los recortes en Educación, que ayer provocaron la salida a la calle de miles de personas y un 70% de seguimiento de huelga de profesores y alumnos, Eduardo Serra ha manifestado que, en su opinión, “es normal que suceda esto en tiempos de reformas”. En esta línea, se ha declarado más preocupado por el hecho de que “a veces la gente tiene más miedo del necesario”, ya que “no se ha puesto sobre la mesa que vaya a dejar de haber una educación pública”. Y ha matizado: “Hay gente que se dedica a poner palos en la rueda para que las reformas no se hagan”.

Serra ha hablado asimismo de la última sugerencia que la OCDE hacía ayer tras evaluar la situación económica de España, en la que la institución instaba a España a cerrar bancos inviables: “Los banco y cualquier empresa deben ser rentables, esa es la primera condición, y si tiene que cerrarse algún banco salvaguardando los intereses de los depositantes, que se haga”, ha afirmado rotundamente, y ha añadido que “un banco es al final una empresa y por desgracia hemos visto muchas empresas que han caído, esperemos que no caigan más y que no caigan los bancos, pero no sería el fin del mundo”.

En cuanto a los rumores que últimamente han surgido sobre la falta de confianza de Europa en la transparencia económica de España, el vicepresidente de Everis ha confesado que “parte de la culpa” es de este país, ya que no se han concretado las cifras de déficit de una forma clara. Sin embargo, ha subrayado, “el competidor está fuera, y le viene bien que a nosotros nos vaya mal, porque en la medida que nos vaya mal, a ellos les va a ir mejor”. “Debemos ser conscientes de esto y defender nuestros propios intereses”, ha concluido.

Por su parte, el presidente de ADEA, Salvador Arenere, también ha insistido en las relaciones que actualmente tiene España con el exterior: “Uno de los grandes problemas de la Economía española es la competitividad, se está recuperando y vamos a un equilibrio de la balanza de pagos, de importaciones y exportaciones, entonces la clave es que apoyemos esta tendencia y vayamos a favor”.

Ante un aforo superior a los 300 asistentes y por el director de Contenidos de Cadena SER Aragón, Plácido Díez, la jornada ha tenido lugar en el Salón Inés de Poitiers del Hotel Reina Petronila de Zaragoza.

ADEA

La Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA), fundada en 1960, agrupa a los directivos de forma individual y promueve las actividades y encuentros que sirven como lugar de encuentro, debate y reflexión para los mismos, constituyéndose como el principal foro de opinión en la Comunidad en dicho colectivo. Es miembro de la Junta Directiva de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) y cuenta con cerca de 1.200 asociados, y en sus actividades han participado, en los últimos cinco años, más de 15.000 directivos.