Etién Aldea (Embou): “Tenemos que seguir otros 20 años innovando y adaptándonos al medio”

El director de Negocio y Marketing de la operadora aragonesa destaca que la empresa lleva dos décadas creciendo en el territorio aragonés
Etién Aldea es el director de Negocio y Marketing de Embou
photo_camera Etién Aldea es el director de Negocio y Marketing de Embou

Embou está de celebración de su 20º aniversario convertida en la única operadora aragonesa en un mercado “ultracompetitivo” y que cada vez requiere unas inversiones mayores. Integrada en el grupo MásMóvil, que, a su vez, negocia su fusión con Orange para crear la empresa de telecomunicaciones más grande del país, la compañía no renuncia a sus orígenes, con una apuesta contante por el territorio y por la sociedad, como detalla su director de Negocio y Marketing, Etién Aldea.

PREGUNTA.- ¿En qué estado de salud llega Embou al 20 aniversario?
RESPUESTA.- Llega en un muy buen estado de salud. Queremos pensar que será así por muchos años. 2023 ha sido un buen ejercicio y viene precedido de 20 buenos ejercicios. Embou es una historia de 20 años de crecimiento, muchos de ellos a doble dígito. El estado de salud es bueno.

P.- Nada se parecen las telecomunicaciones de hoy a las de hace dos décadas...
R.- De hecho, cada día la comunicación es más importante. Cuando Embou nació hace 20 años, la penetración de la banda ancha en los hogares aragoneses era de menos del 50% y hoy es superior al 80%. Podemos entender así toda la evolución, de la mano de la velocidad, estabilidad, y tecnologías de acceso a Internet.

P.- ¿Qué es lo que más ha costado adaptarse en unos últimos años de gran revolución tecnológica y digital?
R.- Sobre todo, lo que nos puso en jaque a la mayor parte de los operadores fue la pandemia. La innovación tecnológica es inherente a estas empresas, que basan su día a día en investigar y desarrollar más y mejores servicios. La pandemia nos puso en jaque por los volúmenes de demanda. Si el 80% de los hogares demanda Internet a día de hoy, en la pandemia se multiplicó por cinco el consumo de datos y hora de contenido. Fue un shock de demanda. Nos vimos obligados a pedir un uso responsable. Tuvimos que redimensionar las redes. Embou creció en personal muchísimo en 2020 y 2021 para adaptar el crecimiento por demanda y el orgánico que ya teníamos.

Embou pertenece al grupo MásMóvil, que, a su vez, está negociando la fusión con Orange

P.- ¿Qué retos tienen por delante?
R.- Tenemos uno, que es la satisfacción de los clientes. Tenemos dos indicadores de salud muy buenos, que son el NPS (Net Promoter Score), que está en el 42%, uno de los mejores del sector, y que somos el operador mejor valorado en la plataforma de reseñas Trustpilot a nivel nacional. ¿Por qué ha surgido esto? Este año hemos atendido el teléfono en menos de un minuto, hemos resuelto incidencias en 39 minutos y, cuando han requerido que vayamos a casa del cliente, las hemos resuelto en 24 horas. Los retos son mantenerlo y mejorarlo, y seguir desplegando tecnología, banda ancha y fibra. Hemos sido adjudicatarios del Plan Único del Gobierno de España en Teruel. Es mucho trabajo y poco tiempo. Tendremos que desplegar fibra en unos cuantos municipios de Teruel.

P.- Lo que no cambia es su firme apuesta por el territorio...
R.- Si cambia eso, ya no sería Embou. Embou significa telecomunicaciones, llegar donde otros no llegan y donde los demás, pero también territorio, Aragón y preocuparnos por la gente. Por suerte o por desgracia, Aragón es un territorio pequeño en población, pero grande es dispersión geográfica y extensión. Este año hemos apoyado más de 70 iniciativas deportivas, sociales y culturales en todo el territorio. Tenemos campañas de apoyo al comercio local, fomentando que las asociaciones de empresarios tengan apoyo económico y tecnológico para que la gente compre en sus tiendas de proximidad. Nos preocupamos también por diferentes colectivos, acercamos la tecnología a personas mayores, hemos firmado un acuerdo con el Carnet Joven para mejorar las condiciones de acceso de la tecnología a jóvenes. Siempre intentamos estar presentes en la sociedad aragonesa.

P.- ¿Qué diferencia a Embou de otras compañías en un mercado tan competitivo?
R.- Es un mercado ultracompetitivo, que ya no crece. Las líneas de banda ancha de 2022 han crecido entre un 2% y un 3%. Son crecimientos muy pequeños. Esos repuntes de 2020 y 2021, a raíz de la pandemia, ya no son tales. Es un mercado muy maduro, ultracompetitivo y tensionado en precios. No somos la operadora más grande del mercado y nos tenemos que diferenciar con nuestros valores, la cercanía, un trato justo y transparente y el compromiso con el territorio. Este concepto de economía local y circular es muy valorado por los clientes.

Embou está celebrando este año su 20º aniversario

P.- ¿Se plantean dar el salto a fuera de Aragón?
R.- Nos lo hemos planteado. Las comunicaciones no entienden de fronteras. Tenemos clientes en algunas zonas de Navarra o Cataluña y algunos proyectos fuera de Aragón. Pertenecemos a MásMóvil y nos pide que tengamos una buena penetración en el mercado aragonés. Nuestro negocio es vertebrar el territorio a través de las comunicaciones y ser fuertes aquí. Aún tenemos recorrido. Ese salto todavía no se plantea a día de hoy.

P.- Hicieron una firme apuesta por el deporte patrocinando clubes y eventos y emitiendo la Segunda División, ¿qué resultados están obteniendo?
R.- Los resultados son buenos. Los servicios de televisión con banda ancha están funcionando muy bien. Decidimos apostar por ello porque muchos clientes lo pedían y está funcionando. Apoyamos las pasiones de la gente, ya sea deportivas, sociales y culturales. En Aragón tenemos devoción por nuestros equipos. Apoyamos más de 40 iniciativas deportivas, desde la élite, con el Real Zaragoza o la S. D. Huesca, hasta deportistas individuales, como el de Víctor Marcén, campeón de Aragón de tenis en silla de ruedas. La sociedad valora que las empresas vayamos más allá de nuestra labor mercantil y tengamos un propósito de ayudar a distintos ámbitos, y pensamos que tiene que ser así.

P.- ¿Qué planes tienen para los próximos años?
R.- Llevamos 20 años de crecimiento continuo y las dinámicas empresariales son como son. No puedes estar 30 años creciendo. Este año hemos cerrado con un crecimiento de más del 20% en ingresos por servicios y en clientes, hemos vendido casi 45.000 servicios a 100.000 clientes, y tenemos planes de seguir creciendo este año. ¿El futuro? El mercado se está estancando y cada vez cuesta más encontrar la rentabilidad. Hay que invertir mucho capital para seguir innovando. Veremos cómo se comporta el mercado. Estos años nos han enseñado que hay que planificar, pero, sobre todo, adaptarse al medio y al entorno y reaccionar rápido. En Embou sabemos adaptarnos muy bien y rápidamente al entorno que nos rodea.

El conocido presentador Luis Larrodera se convierte en el nuevo embajador de Embou

P.- Sáqueme la bola de cristal, ¿cómo imagina a Embou dentro de otros 20 años?
R.- Guau… Nos lo imaginamos con constante cambio. En 2022 nadie hablaba de inteligencia artificial y en 2023 ha habido un boom de inteligencia artificial aplicada a todos los ámbitos de la sociedad y el día a día. Eso implica más tecnología, necesidad de velocidades, anchos de banda, consumos de usuarios y empresas… Tenemos que seguir esos 10 o 20 años, o los que duremos, constantemente innovando y adaptándonos al medio, y trabajando muchísimo. Veo una concentración del sector y es necesario. Nosotros pertenecemos a MásMóvil, que está en proceso de fusión corporativa con Orange, que nos hará estar incluidos en el mayor operador del país. Eso nos permitirá unas sinergias muy fuertes que esperamos aprovechar en Aragón. Es un sector que, por alta necesidad de capital, estrecho margen de beneficios y caída ingresos, está muy tensionado. Va a haber movimientos porque se necesitan empresas más fuertes para seguir invirtiendo en innovación y nuevas tecnologías. No podemos estar parados.