El porcino tira de un sector agropecuario afectado por la sequía y la falta de relevo generacional

Cerdos
photo_camera El porcino supone el 39% de la producción agraria total de 2023

Un 2023 marcado por la sequía, las ayudas insuficientes por parte de la administración para paliarla, la falta de relevo generacional con una media de edad que se incrementa año tras año, los efectos que todavía perduran de la Guerra de Ucrania y el buen comportamiento de la ganadería de porcino, que tira en este ejercicio de un sector agropecuario “mitigado”. En estas premisas se sustenta el Balance Agrario 2023 de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA), que han desgranado sus representantes este jueves.

Como ha detallado el secretario general de la organización, José María Alcubierre, la producción final agraria ha sido de 5.135 millones este año en Aragón, de los cuales, 1.195 millones provienen de la actividad agrícola, que disminuye un 41%. En este plano “preocupa especialmente el desarrollo de los cultivos herbáceos”, ya que la sequía afectó notablemente al secano, dejando una producción que se ha reducido un 60% en comparación con el año pasado, de unos 700 millones menos.

Por otro lado, en la última campaña de fruta se ha recuperado la producción media, que ha aumentado un 62%, aunque no ha sido suficiente para tener un balance positivo debido a los bajos precios. También ha aumentado el olivar mientras que el almendro y el viñedo han caído en comparación a 2022. “Los almendros se están vendiendo por debajo del coste de producción según los precios de las lonjas, algo no se está haciendo bien”, ha indicado el secretario provincial de UAGA-Huesca, Oscar Moret.

EL PORCINO SUPONE EL 39% DE LA PRODUCCIÓN AGRARIA TOTAL DE 2023

El resto de la producción total agraria, de 3.940 millones, corresponde a la actividad ganadera, que ha crecido un 8,5% con respecto a 2022. Así, ha tirado este año del sector agropecuario aragonés con el subsector del porcino a la cabeza, que reporta el 39% del total. “Aragón es una comunidad ganadera. Se trata de un motor que esta funcionando y que ayuda a fijar población y además es muy profesionalizado”, ha señalado Alberto Escura, secretario provincial de UAGA en Teruel.

Además, casi todos los subsectores, excepto el cunícola, han sufrido un incremento debido principalmente al alza de los precios durante este año. “La sociedad consume principalmente carne de porcino y pollo por el precio. La de cordero se ha limitado solo para ciertas celebraciones y la de conejo se encuentra en claro descenso”, ha señalado Escura.

CADA AÑO SE PIERDEN 200 PROFESIONALES ACTIVOS Y LA MEDIA DE EDAD SUPERA LOS 61 AÑOS

Como principal preocupación del sector, se encuentra la falta de relevo generacional, lo que provoca que cada año haya “unos 200 agricultores activos menos”, dejando un total de 17.700 este año. “Aragón no puede permitirse esta sangría ni estar por debajo de 20.000 activos, cada vez somos menos. Es una brecha y una herida que no cesa”, ha recalcado Alcubierre. Como consecuencia, la edad media de los profesionales “está envejecida” y ya se sitúa en 61,5 años.

Para solucionar esta “lacra”, desde la organización han pedido medidas a la administración y que las ayudas que se ofrecen “lleguen a todos”, principalmente a los 150 jóvenes agricultores que se incorporan cada año y a los profesionales “que más lo necesitan”. Un aspecto que, como ha señalado Alcubierre, “no se ha conseguido con los créditos subvencionables” que la consejería de Agricultura del Gobierno de Aragón anunció el pasado mes de septiembre, “lejos de las ayudas directas”.

En este aspecto también han incidido en la problemática de los seguros, “que no retribuyen lo necesario”, y por ello, actualmente “solo se aseguran 1 de cada 4 hectáreas”. “La administración tiene que dar propuestas claras. Por ejemplo, grandes riesgos como sequías, heladas o pedregadas tienen que quedar excluidas del seguro y compensarse desde un fondo propio”, ha concluido José Antonio Miguel, secretario provincial de UAGA en Zaragoza.