El nuevo horario de Alcampo en Aragón, con cierre a las 21.30, no perjudica a los trabajadores según el TSJA

Sin-titulo-1-9
photo_camera El TSJA considera que el cambio de horario introducido en la jornada laboral del turno de tarde no es un cambio sustancial en las condiciones de trabajo

El pasado 24 de julio las tiendas Alcampo de las provincias de Zaragoza y Teruel cambiaron su horario de cierre ampliándolo hasta las 21.30 en lugar de a las 21.00, hora a la que cerraban cuando eran empleados del grupo Día y El Árbol. Esto ocurrió porque las tiendas pasaron a ser propiedad de Alcampo S.A. Por ese motivo, los trabajadores llevaron al TSJA esta situación y este martes el tribunal ha desestimado la demanda presentada por el sindicato Comisiones Obreras por no "suponer perjurio para los trabajadores".

El Tribunal considera en su sentencia que el cambio de horario introducido por la empresa en la jornada laboral de los trabajadores del turno de tarde no es un cambio sustancial en las condiciones de trabajo, ni transforma ningún aspecto fundamental de la relación laboral. En este sentido, expresan que “tampoco se ha acreditado perjuicio alguno para los trabajadores, más allá de presumir que les va a suponer un perjuicio evidente salir media hora más tarde, pero por igual motivo podría entenderse que les va a beneficiar entrar por la tarde media hora después”. El personal subrogado tras la adquisición del grupo es de 674 trabajadores. De ellos, los 304 empleados que realizan el turno de tarde son los que se ven afectados por el cambio de horario

En cuanto a los demás empleados, concluye el tribunal, que este cambio de horario no afecta “a los trabajadores en situación de reducción de jornada, los que desempeñan servicios en mostradores o los que hacen el turno de mañana”.

Contra esta sentencia cabe recurso ordinario de casación ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, que deberá presentarse en los cinco días siguientes a la notificación de esta resolución.

Por su parte, CCOO consideraba en su demanda que este cambio es una modificación sustancial en las condiciones de trabajo, puesto que supone salir media hora más tarde, y por ello pide que se vuelva a las condiciones anteriores. Por su parte, la empresa demandada entiende que en modo alguno se trata de una modificación sustancial, y alega que solo se ha producido un deslizamiento del horario de los trabajadores afectados que salen media hora más tarde, pero han pasado a comenzar su jornada por la tarde media hora después.

Más en ECONOMÍA