El Grupo La Mafia, una franquicia aragonesa en plena expansión por su calidad diferencial

La Mafia
photo_camera El grupo cuenta actualmente con 80 locales operativos, más de 100 firmas entre España, Portugal y Andorra y más de 1.000 trabajadores entre sus tres marcas.

En el año 2000 el Grupo La Mafia abrió su primer restaurante de comida italiana en Zaragoza, lo que fue tan solo el inicio de lo que es ahora una franquicia consolidada y en plena expansión. El grupo cuenta actualmente con 80 locales operativos, más de 100 firmas entre España, Portugal y Andorra y más de 1.000 trabajadores entre sus tres marcas: La Mafia se sienta a la mesa, Ditaly y La Boutique Italian Food. Entre sus objetivos futuros se encuentra continuar abriendo horizontes con su marca insignia y más consolidada, el restaurante La Mafia se sienta a la mesa, pero también impulsar sus dos nuevos proyectos, Ditaly y La Boutique Italian Food, también basados en la gastronomía italiana, con un concepto diferenciador en cada uno de ellos y con un punto en común, la calidad.

Todo comenzó de la manera más sencilla, con dos amigos que viajaron al país transalpino, se enamoraron de su particular gastronomía y decidieron traerla a España. Además, ambos compartían su pasión por la película “El Padrino”. Fue entonces cuando llegó a sus manos el libro “La Mafia se sienta a la mesa” de Jaques Kermoal y Martine Bartolomei, un libro sobre gastronomía italiana, y ese fue el título que dio nombre a ese primer local. La marca ha ido evolucionando con los años hasta convertirse lo que es hoy en día, un restaurante con una marcada diferenciación en sus platos basados en el origen y la esencia italiana, pero a los que siempre se les aporta un punto de originalidad, sus locales modernos y confortables y un servicio excelente. De ahí que se denominen restaurantes atípicamente italianos.

Poco a poco abrieron más locales en la capital aragonesa, hasta dar el salto a Madrid. El éxito en ambas localizaciones les hizo replantearse el modelo de negocio para comenzar su expansión, que acabó convirtiéndose en un modelo de franquicia. “Se generó una estructura de franquicias porque vimos que era un modelo rentable y replicable, pero antes afinamos más el concepto”, ha señalado la directora general del grupo, Loli Requelme.

Loli Requelme
Loli Requelme es la directora general del Grupo La Mafia.

EXPANSIÓN NACIONAL E INTERNACIONAL

Así, gracias a su constante innovación, comenzaron las aperturas en distintos puntos de la geografía nacional, en ciudades de referencia como Málaga, Barcelona, Valencia o Bilbao. Y el salto fuera de España llegó con en 2022 con el primer restaurante en Portugal, que ya se ha ampliado a tres, y en 2023 con un local en Andorra la Vella. Sin embargo, la directora general ha señalado que “la incursión internacional no es su objetivo prioritario”, sino que, a corto plazo, buscan “empujar y expandir los otros dos proyectos del grupo”.

Ditaly es un restaurante especializado en pizza napolitana y comida italiana al horno, que ya cuenta con doce locales abiertos. Por otro lado, La Boutique es el más benjamín, y busca unir los sabores tradicionales de Italia con sabores de otras partes del mundo en sus, por el momento, cinco locales. “El motor siempre va a ser La Mafia se sienta a la mesa por la potencia que tiene, y vamos a seguir trabajando en ello, pero estas dos marcas, con su alma mater, están tirando mucho y la gente empieza a apostar”, ha indicado Requelme.

Ditaly
Ditaly es un restaurante especializado en pizza napolitana y comida italiana al horno, que ya cuenta con doce locales abiertos.

Como clave del éxito, la directora general apunta hacia un “elemento diferenciador” en cada uno de sus proyectos. “Que cada marca tenga su propia inspiración y que se puedan encontrar cosas únicas es lo que funciona. Trazar esa línea de trabajo nos ha favorecido y el público lo ha acogido muy bien. Eso junto a la calidad, el servicio o la orientación al cliente, nos ha hecho posicionarnos donde estamos ahora”, ha concluido Requelme.