El AVE entre Zaragoza y Pamplona podría costar casi 2.000 millones y reducirá el viaje a una hora

Esta actuación formará parte del corredor entre la capital aragonesa y la Y Vasca
photo_camera Esta actuación formará parte del corredor entre la capital aragonesa y la Y Vasca

La conexión ferroviaria entre Zaragoza y Pamplona reducirá su duración hasta una hora con la implantación de la alta velocidad que, no obstante, todavía no tiene fecha ni plazos. El Ministerio de Transportes ha finalizado los estudios informativos de la nueva línea de AVE entre Zaragoza y Castejón, apta para tráfico mixto, de viajeros y mercancías, y que supondrá una inversión de entre 1.253 y 1.447 millones de euros, según el trazado que se elija, a lo que se sumará otros 490 millones de la nueva estación en Pamplona.

Esta actuación formará parte del corredor entre la capital aragonesa y la Y Vasca y plantea varias alternativas para cada uno de los cuatro tramos, con conexiones con las líneas Madrid – Barcelona, Castejón – Pamplona y Castejón – Logroño y con los centros logísticos de Plaza, Grisén y la planta de Stellantis. El estudio informativo establece una única parada intermedia en Tudela, en la que se prevé una nueva estación de alta velocidad. Para este paso se definen dos alternativas, ambas fuera del casco urbano, sin que el estudio informativo se decante por proponer ninguna de ellas.

En los próximos días, una vez completados todos los detalles de los documentos de ambos estudios, se iniciará el periodo de información pública y audiencia de ambos estudios informativos, con la publicación en el BOE del correspondiente anuncio. Este trámite se realizará tanto a los efectos previstos en la ley del sector ferroviario como a los efectos recogidos en el procedimiento de evaluación de impacto ambiental, con el objeto de que las personas, instituciones y administraciones interesadas puedan formular observaciones sobre la concepción global del trazado y sobre el impacto ambiental.

NUEVA ESTACIÓN EN PAMPLONA

Asimismo, este estudio plantea el diseño de la nueva estación de Pamplona, que contará con siete vías, de las que cuatro serán exclusivas de ancho estándar. La estación se ubica sobre una losa de 205 metros de longitud y 67 de ancho, en una zona en la que la línea se halla deprimida entre 12 y 14 metros respecto al terreno natural. Esta disposición es funcionalmente adecuada, resulta coherente con los criterios del Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) y es compatible con una prolongación de la cubrición, de acuerdo con lo que se determine en la ordenación urbanística de detalle de la zona.

Igualmente, el Ministerio va a desarrollar la red ferroviaria en Pamplona, con el objetivo de desarrollar el tramo de la línea de alta velocidad Campanas – Zuasti; garantizar las conexiones en ancho estándar y ancho ibérico; y formar un corredor único para eliminar el “bucle ferroviario”. En total, se han analizado seis alternativas, y la elegida tendrá un coste de unos 490 millones de euros.