PROYECTO EUROPEO

Domotic muestra la importancia de las instalaciones inteligentes en la gestión energética de edificios

La Fundación San Valero ha celebrado la tercera reunión transnacional del proyecto europeo Domotic, con el que se pretende promover la popularización de instalaciones inteligentes con las que se pueden obtener en los edificios ahorros energéticos de hasta el 50% en climatización y de hasta el 80% en iluminación en comparación con las instalaciones convencionales.

Zaragoza.- La Fundación San Valero (FSV) ha celebrado en sus instalaciones de Zaragoza la tercera reunión transnacional del proyecto europeo Domotic, con el que se pretende promover la popularización de instalaciones inteligentes con las que se pueden obtener en los edificios ahorros energéticos de hasta el 50% en climatización y de hasta el 80% en iluminación en comparación con las instalaciones convencionales.

La sede de la Fundación San Valero, que lidera este proyecto, acoge una de las experiencias piloto que incluye la investigación y servirá como modelo de gestión energética eficiente en edificios con gran afluencia de público. Según las primeras estimaciones, sólo esta experiencia desarrollada en el centro educativo permitirá el ahorro de 150 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Ello ha sido posible gracias a un sistema inteligente en el que se incorporan diferentes elementos de iluminación, climatización, gestión y monitorización de energía, alarmas o telecomunicaciones. Un modelo que desde el propio grupo de trabajo se espera que pueda ser reproducido en otros complejos semejantes.

Durante, la mañana, el grupo ha conocido el estado de cada una de las acciones piloto, tomando datos y analizando los resultados de las acciones que hasta ahora se han llevado a cabo.

El director general de la FSV, César Romero, ha declarado que ésta es una idea que tiene “mucha visibilidad” ya que actúa sobre aplicaciones que tanto alumnos como profesores, en el caso de los centros de formación, ven fácilmente: “Se puede regular la luz en función de las necesidades de los alumnos para cada función concreta, lo que supone un importante ahorro económico y una reducción de emisiones a la atmósfera de CO2”, ha afirmado Romero.


Precisamente, en relación a dichas reducciones, Romero ha asegurado que “en la primera fase, que es la que se está poniendo en común en esta reunión, se han logrado ahorros superiores al 40%, y estimamos que podamos superar el 50% de ahorro en consumos energético, electricidad y combustibles fósiles”.

El grupo ha conocido el estado de cada una de las acciones piloto
El grupo ha conocido el estado de cada una de las acciones piloto

La solución de gestión y control se encuentra basada mayoritariamente en el sistema KNX-EIB Standard (bus KNX). “Este sistema da una garantía estándar europea que asegura la compatibilidad entre dispositivos de diferentes fabricantes, lo que sirve para garantizar que todo el sistema y todos sus diferentes componentes se están actualizando y ampliando sin dependencia única de un proveedor domótico en exclusividad”, ha explicado Romero.

En el proyecto participan como socios la Agencia de Energía de Graz, de Austria; la Asociación para el Desarrollo y la Sostenibilidad, de La Rioja; la consultora Europa, Innovación y Desarrollo, de Zaragoza, y la Fundación Patrimonio Natural, de la Consejería de Castilla y León.

A lo largo de toda la semana, los participantes en el proyecto trabajarán en las tareas necesarias de monitorización y auditoría, utilizando sobre todo la experiencia y el asesoramiento la Agencia de Energía de Graz. El proyecto, de tres años de duración, dio comienzo el 1 de septiembre de 2010 y está dotado de un presupuesto de 2,2 millones de euros subvencionado al 50% por la Comisión Europea. Domotic pretende desarrollar tres acciones piloto que demuestren el elevado potencial de ahorro energético y reducción equivalente de emisiones a la atmósfera que puede conseguirse a través del uso de edificios inteligentes.

Hasta el momento, las pruebas de experimentación demostrativa del ahorro energético se han hecho mediante aplicaciones basadas en domótica situadas en las propias instalaciones educativas que la Fundación dispone en la calle de Violeta Parra de la ciudad de Zaragoza, así como en edificio del campus de la Universidad San Jorge como entidad perteneciente al Grupo Educativo San Valero promotor de este proyecto europeo.

Con carácter adicional, el proyecto contempla una tercera acción piloto en un museo público o edificio de exposiciones en la región de Castilla y León de la mano de la Fundación Patrimonio Natural.
 

Más en ECONOMÍA