La diversidad laboral disminuye en Aragón un 2,4% respecto a 2008

El barómetro se ha realizado con el objetivo de mejorar las políticas de conciliación en Aragón
SUSIN
photo_camera Se ha presentado el primer barómetro sobre el estado de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en Aragón

El primer barómetro sobre el estado de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en Aragón, realizado por el Gobierno de Aragón para mejorar las políticas de conciliación en la Comunidad, presenta algunas mejoras respecto a 2008 y otras “alertas” preocupantes para el Ejecutivo aragonés como la disminución de la diversidad laboral.

Respecto a 2008, valor que se ha tomado de referencia debido a la falta de estudios previos, este barómetro refleja que se ha producido un descenso de la natalidad y demografía, de un 15,3%, y el retroceso de un 2,4% en diversidad laboral. Un dato que ha alarmado al Gobierno aragonés y que, como ha comentado la directora general de Familia, Infancia y Natalidad, Eva Fortea, sirve para “tener un margen de mejora”, ya que este dato incluye factores importantes de mejora como la brecha salarial de género, el porcentaje de directivos mujeres, el número de excedencias para el cuidado de hijos por parte de mujeres y hombres, la tasa de ocupación femenina, las mujeres ocupadas a tiempo parcial, el porcentaje de trabajadores de otras nacionalidades, respecto al total de ocupación, y las personas con discapacidad ocupadas.

Por otro lado, el estado de la conciliación en Aragón, en este momento, se sitúa por encima del valor de inicio, habiendo superado el 11%, dato inferior al de España (12,6%), y que supone una subida desigual entre subíndice empresarial (17,2%) y el social (5,2%,). Otro valor que ha ascendido respecto a 2008 ha sido la igualdad de oportunidades (19,9%), la gestión de la conciliación (21,8%), la responsabilidad social empresarial (24,3%) y la calidad laboral (22,5%).

ESTUDIO Y RETOS

El estudio, elaborado en colaboración con la Fundación MásFamilia y desarrollado entre los años 2008 y 2022 -que incluye la crisis financiera que tuvo lugar entre el 2008 y 2012 y la derivada de la pandemia del Covid-19-, incluye una docena de indicadores sociales y empresariales, y tiene el objetivo de replantear, diseñar y mejorar las políticas de conciliación en Aragón para que se reduzca la brecha entre la vida familiar y la dedicación laboral para así poder facilitar el cuidado de los niños, personas mayores y personas con discapacidad y dependencia, ya que, como ha afirmado la consejera de Bienestar Social y Familia, Carmen Susín, “conciliar no es algo que tenga que ver solo con las familias con hijos en edad escolar, sino que nos implica a todos y en todas las etapas de la vida”.

Según ha remarcado Susín, con el reto de “colocar a Aragón como referente entre todas las comunidades en esas políticas de conciliación”, este barómetro está acompañado por medidas como el incremento del presupuesto del Gobierno de Aragón en subvenciones para desarrollar proyectos de conciliación por las entidades comarcales y municipales y por las entidades sociales. Asimismo, siguen avanzando en la estrategia interdepartamental de conciliación y continúan estudiando modelos de implantación de servicios de conciliación en el medio rural con las llamadas Casas canguro.