La directora de AST defiende que no se van a privatizar los servicios públicos de informática

La directora de AST ha asegurado en las Cortes que los servicios públicos de informática y telecomunicaciones no se van a privatizar. Ha reconocido que "se ha tenido que prescindir de seis personas para ajustar el presupuesto a la cifra de la nómina". Ha denunciado una reducción del presupuesto y pide buscar nuevas fuentes de ingresos.

Zaragoza.- La entidad pública Aragonesa de Servicios Telemáticos (AST) no se va a privatizar. Lo ha asegurado su directora, María Teresa Ortín, en una comparecencia en las Cortes de Aragón y tras las preguntas de Podemos y después de las críticas de los sindicatos. 

Ortín ha querido dejar claro que se están replanteando "cómo hacer las cosas", pero no privatizar. Ha incidido en que el descenso acumulado en el presupuesto de AST en los últimos años ha sido de tres millones de euros, por lo que "hay que buscar fuentes de ingerso". 

De momento, ha detallado, han conseguido ahorrar "700.000 euros de gasto corriente" pero es una cantidad "insuficiente". 

La directora de AST ha reconocido que en el mes de septiembre "hubo que prescindir de seis personas" para "ajusta el presupuesto a la cifra de la nómina". Además, ha continuado, otros cinco funcionarios han sido reubicados en la DGA y a tres empleados se les propusieron modificaciones, "una de ellas fue cambio de centro de trabajo y las otras dos revisiones de las condiciones laborales". 

Por su parte, el director general de Administración Electrónica y Sociedad de la Información, Fernando García Mongay, ha remarcado que hay que pensar en qué modelo de organización es el más adecuado. Además, ha defendido que "no hay que externalizar, hay que complementar con la ley de contratos". 

En la Comisión de Innovación también se ha anunciado la renovación de 17.000 equipos informáticos de la DGA. El contrato saldrá a licitación por 35 millones de euros más IVA. De este importe, el 44% es para el servicio de atención a usuarios, el 35% para la renovación y mantenimiento de equipos y el 21% para herramientas, seguridad, correo, etc. 

"Durante la última Legislatura se renovaron una media de 700 equipos al año. A ese ritmo, se necesitarían 25 años más para renovar todos", ha concluido Mongay.